Varios funcionarios del Instituto de Previsión Social (IPS) en Coronel Oviedo encararon al aspirante a mandatario por el oficialismo Arnaldo Wiens y le exigieron retornar a sus puestos de trabajo, según quedó registrado en un video viralizado. Estos fueron desvinculados de sus puestos de trabajo en la administración de Vicente Bataglia por no simpatizar con el proyecto del movimiento Fuerza Republicana, encabezado en su momento por el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

El reclamo fue realizado en plena vía pública durante la gira política del exministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) en la ciudad de Coronel Oviedo, en el departamento de Caaguazú. En la ocasión, el grupo conformado por trabajadores de blanco y personal administrativo sostuvo que hace 60 días se encuentran en zozobra debido a que quedaron sin fuentes de ingreso para continuar manteniendo a sus familias y que la situación se vuelve agobiante ante la crisis económica.

“Quedamos fuera un grupo de compañeros por no apoyar al oficialismo, estamos 60 días aguantando, algunos compañeros ya volvieron el día de ayer (jueves) por volver al movimiento de ustedes, Fuerza Republicana, nosotros seguimos en nuestra postura y creemos que es una persecución política, así nos demostraron”, denunció la vocera de los afectados.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Senadora Masi busca tener un trato privilegiado en la justicia, denuncian

Incluso sostuvieron que algunos de sus compañeros que también fueron descontratados, en su momento retornaron a sus respectivos puestos de trabajo al tomar la decisión de respaldar con miras a las elecciones internas partidarias previstas para el próximo 18 de diciembre todas las precandidaturas a cargos electivos del movimiento Fuerza Republicana, comandado por el jefe de Estado y aspirante a la titularidad de la Junta de Gobierno del Partido Colorado, Mario Abdo Benítez.

Por otra parte, la mujer también recordó a Wiens que en un momento fue consultado por un medio de comunicación sobre la situación de los perseguidos políticos y que el mismo había mencionado que no habría persecuciones y que los recibiría para escuchar sus reclamos. “En total somos 21 personas afectadas todavía”, refirió.

Te puede interesar: División del Frente Guasu es una “táctica electoral”, afirma Esperanza Martínez

Wiens preguntará a Bataglia

Respecto al requerimiento, Wiens se limitó a argumentar que hablaría con Bataglia sobre la situación de los afectados. Agregaron también que el presidente del IPS, durante su interpelación en la Cámara de Diputados, había sostenido que los mismos contaban con una baja calificación en el desempeño de sus funciones. “Nosotros teníamos calificaciones óptimas, buenas notas, no fallamos, no hicimos nada indebido, no hicimos proselitismo en nuestro lugar de trabajo”, manifestó la mujer.

Finalmente, el grupo de desvinculados lamentó la situación, teniendo en cuenta que fueron ellos quienes “dieron la cara” ante la crisis sanitaria generada por la pandemia del COVID-19, en medio de los casos de corrupción que salpicaron al Gobierno, la falta de insumos, medicamentos y vacunas para enfrentar al letal virus que terminó por enlutar a varias familias paraguayas.

Las persecuciones políticas se desataron en varias instituciones del Estado como en el Ministerio de Salud Pública, en el Ministerio de Trabajo, en el Ministerio de Desarrollo Social, en las binacionales, entre otros. Al conflicto se le sumó el uso de los recursos públicos para posicionar al proyecto de gobierno oficialista.

Dejanos tu comentario