La coyuntura económica que viene atravesando el país en los últimos años por efectos adversos de la pandemia y de la sequía hace que sea inviable el aumento de salarios a funcionarios públicos, afirmó el viceministro de Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Marco Elizeche, durante una entrevista radial.

De esta manera, el subsecretario se pronunció sobre el rechazo del Congreso al veto del Poder Ejecutivo sobre proyectos de leyes que pretenden aumentar salario a funcionarios de la Cámara de Senadores y de la Cámara de Diputados, como así también a los de la Contraloría General de la República (CGR).

En diálogo con radio 1080 AM, el viceministro Elizeche argumentó que a inicios de este 2022, el Ejecutivo advirtió que iba a ser un año complicado, tanto por la sequía como por la pandemia, sumado al año electoral. Mencionó que se sabía que los proyectos de leyes que iban a circular por el Congreso estarían en esta línea, de incrementar beneficios, aumentar gastos corrientes.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Por ello el Poder Ejecutivo presentó un proyecto de ley que no fue tratado ni discutido, que consistía que en época electoral no se traten proyectos de leyes que incrementan salarios o aumentan beneficios, entendiendo la coyuntura que conlleva un año electoral.

Tema relacionado: Aseguran que el PGN 2023 busca propiciar una transición ordenada de gobierno

Posición clara

“En esa línea nos mantuvimos todo el año y la posición clara del Ejecutivo es vetar este tipo de iniciativas. Más allá de analizar si son justas o no, entendemos que el momento en que nos encontramos no es propicio, pues estamos en momento de recuperación de años muy difíciles. Entonces, esta discusión deberíamos pasarla para más adelante”, enfatizó.

Siguiendo con su argumentación, el viceministro Elizeche sostuvo que en ambos casos, el del Congreso y el de la Contraloría, la gran mayoría era para incrementar el Grupo 100 del Objeto del Gasto; o sea, salarios, aunque también había otros gastos corrientes minoritarios.

“Ahí tenemos que entender que lo que se hace es rigidizar cada vez más el Presupuesto. Más allá de que estamos en un año complicado, que estamos recuperando los ingresos, pues entre el 2020 y el 2021 dejamos de recaudar US$ 600 millones en impuestos por la situación de la pandemia y todas las medidas que se tuvieron que tomar por el impacto económico”, indicó.

Sostuvo además que esta mayor “recaudación que se está viendo ahora es retornar a esos niveles, no es que estamos teniendo superávit en la recaudación, sino que estamos recuperando paulatinamente, y no es que tenemos superávit como para otorgar ese tipo de aumentos”, destacó.

En otro momento de la entrevista manifestó que estos aumentos no son para ahora, pues quedarán para siempre y se tienen que incorporar a los siguientes presupuestos unos G. 20.000 millones y G. 11.000 millones. Esto hay que multiplicar y ver el efecto año completo. El impacto es mayor y cuando se analizan estas cuestiones, se debe tener en cuenta cómo se van a financiar.

Te puede interesar: UGP espera que PGN ayude a dinamizar la economía del país

Dejanos tu comentario