El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, dijo este jueves tener “certeza” de que Jair Bolsonaro está involucrado en el asalto a edificios gubernamentales perpetrado por sus partidarios el 8 de enero, y que buscaba dar un “golpe”.

“Hoy soy consciente y lo diré fuerte y claro: ese ciudadano [el expresidente Bolsonaro] preparó el golpe”, dijo Lula en una entrevista con la emisora RedeTV! Una semana después del traspaso de mando el 1º de enero, miles de bolsonaristas invadieron y vandalizaron las sedes de la Presidencia, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF) en Brasilia, disconformes con su derrota en las presidenciales de octubre.

“Tengo certeza de que Bolsonaro participó activamente de eso y todavía está intentando participar”, añadió Lula, al ser cuestionado sobre el papel del expresidente en la asonada, que está siendo investigado por la justicia. “Querían armar ese lío el 1º de enero, pero se dieron cuenta de que no podían porque había mucha policía y mucha gente en la calle”, añadió Lula.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Papa Francisco inicia visita a Sudán del Sur, marcado por la pobreza y la violencia

Sus declaraciones llegan el mismo día en que un senador dijo a los medios haber participado en diciembre a una supuesta reunión con Bolsonaro y un exdiputado, en la que se tramaba un plan para impedir la asunción de Lula. El supuesto plan, según el senador Marcos do Val, exaliado de Bolsonaro, consistía en forzar a decir algo comprometedor y grabar en secreto al presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, para incriminarlo.

Los bolsonaristas acusan al magistrado de interferir a favor de Lula en la campaña electoral. Do Val, un exaliado de Bolsonaro, dijo inicialmente a la revista Veja que fue Bolsonaro quien le presentó el plan, pero cambió su versión más tarde, afirmando que el exmandatario se mantuvo “en silencio” durante la reunión.

Estas declaraciones dominaron el noticiero local el jueves y Do Val fue llamado a prestar declaraciones a la Policía Federal. Bolsonaro salió de Brasil el 30 de diciembre y se instaló en una casa en Orlando, Estados Unidos. Según indicaron esta semana sus abogados, solicitó una visa de seis meses para permanecer en el país norteamericano.

Lea también: Un globo espía chino inquieta a EEUU y Canadá

La justicia incluyó a Bolsonaro en la investigación para determinar quién instigó la asonada. El exmandatario niega tener vínculo con los ataques. Lula, de 77 años, ganó la elección por un estrecho margen, de 50,9% contra 49,1%. “Derrotamos a Bolsonaro, pero todavía es preciso derrotar al bolsonarismo”, dijo Lula en otra parte de la entrevista.

Tras reiterar en la campaña que no pensaba disputar la reelección en 2026, este jueves admitió que no lo descarta completamente “Hoy, diría que no (...), [pero] llegado el momento, si la situación es delicada y yo me encuentro bien de salud... sólo podría ser candidato estando con la salud perfecta. Con 81 años de edad, pero la energía de 40 y las ganas de 30″, dijo Lula.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario