© 2018 Economist Newspaper Ltd, Londres. Todos los derechos reservados. Reimpreso con permiso.

LONDRES Y MOSCÚ

El agente neurotóxico soviético afecta a otras dos personas.

Los trajes de protección química para materiales peligrosos están de nuevo en las calles de Wiltshire. Tan solo hace dos semanas, esa parte de Inglaterra quenormalmente está aletargada, celebraba su recuperación de loseventos de marzo, cuando un ex espía ruso y su hija fueron envenenados en Salisbury.

Cerca de 5.000 personas del lugar salieron a recibir al príncipe de Gales y la duquesa de Cornwall, quienes se reunieron con propietarios de negocios locales que se quejaban de que el tránsito peatonal se había desplomado después del ataque.

Según alardeó el ayuntamiento, esoera prueba de que la ciudad estaba “regresando a la normalidad”. Sin embargo, el 4 de julio pasado la policía volvió a acordonar el área después de que dos residentes de un pueblo cercano se enfermaron de gravedad por causa del mismo veneno.

En un principio, la policía pensó que Dawn Sturgess y su pareja, Charlie Rowley, habían consumidoheroína contaminada o crack. Los paramédicos llevaron a Sturgess al hospital el 30 de junio después de haber sufrido un colapso en el departamento de Rowley en la calle Muggleton Road en Amesbury, aonce kilómetros de Salisbury. Luego regresaron también por Rowley, quien había caído en un “estado como de zombi”, según unamigo.

No obstante, cuatro días después, la policía local anunció que se trataba de un “incidente grave”. Acordonaron edificios en Amesbury y un parque en Salisbury. Se pidióayuda a los científicos de Porton Down, un laboratoriogubernamental de armas en las cercanías.

Ya tarde esa noche, Neil Basu, el más alto funcionario británico de contraterrorismo, confirmó que la pareja había estado expuesta a Novichok, el agente neurotóxico empleado para envenenar a ex espía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia.

En su momento Gran Bretaña habíaacusado a Rusia de haber envenenado a los Skripal con ese agenteneurotóxico, desarrollado por las fuerzas armadas soviéticas durante los años de la Guerra Fría.

NEGACIÓN Y DUDAS

El Kremlin negó haber atacado a Sergei Skripal, que era un doble agente. Es mucho menos claro por qué alguien querría dañar a Sturgess y a Rowley. Basu afirmó que no hay pruebas de que hubieran sido un blanco deliberado.

Otra teoría es que entraron encontacto con residuos procedentes del intento de asesinato de los Skripal. La policía aún no ha confirmado si el agente neurotóxico Novichok era del mismo lote del que se usó en marzo en el asesinato de los Skripal, pero no sería la primera vez que los rusos han sido acusados de negligencia con sustancias letales. Los asesinos de Alexander Litvinenko, quien murió a causa de envenenamiento porpolonio en el 2006, dejaron rastros de radiación por todo Londres.

Los medios de comunicación de Rusia han echado la culpa de vuelta a Gran Bretaña. Canal Uno, un canal de televisión estatal, sostuvo que quizás el Novichok se había filtrado de Porton Down. También especuló que el gobierno estáconfabulado con la prensa. Aparentemente, estarían desencadenando una histeria contra Rusia a fin de eclipsar el éxito del país como anfitrión de la Copa del Mundo.

Mientras tanto, en Wiltshire, los funcionarios de salud pública buscan tranquilizar a la población afirmando que el riesgo para su salud es bajo. Es posible que sea así, pero los habitantes deben estar preguntándose si aún hay másNovichok por ahí.