Los Angeles, Estados Unidos | AFP | 

Una rinoceronte blanca del sur quedó embarazada por inseminación artificial en un zoológico de California, lo que podría traducirse en un gran paso para salvar a una subespecie casi extinta.

Investigadores del zoológico de San Diego dijeron este jueves que la rinoceronte Victoria había sido inseminada en marzo y que el embrión demorará 14 meses en desarrollarse, por lo que la cría nacerá en el verano boreal de 2019.

El Instituto para la investigación de la conservación del zoológico de San Diego explicó en un comunicado que el proceso "es un gran paso en el trabajo científico para recuperar genéticamente el rinoceronte blanco del norte, una subespecie distante del rinoceronte blanco del sur".

"Solo dos rinocerontes blancos del norte existen en la Tierra (lamentablemente ambos son hembras)", destacó el texto.

Barbara Durrant, directora del instituto de ciencias reproductivas, aclaró que aunque la noticia del embarazo era digna de celebración, aún era temprano para saber si el embarazo dará lugar a un rinoceronte sano.

La inseminación artificial de rinocerontes no es un procedimiento recurrente en los zoológicos. De hecho, solo se han reportado dos nacimientos por este método en el pasado.

En 10 a 15 años

Antes de alcanzar el nacimiento de un rinoceronte blanco del norte, se deben cumplir muchos pasos, como descifrar su genoma, para lo que hay que determinar la divergencia genética con la subespecie más cercana: el rinoceronte blanco del sur.

También hay que lograr crear, a partir de células conservadas de 12 rinocerontes del norte, una célula madre capaz de ser convertida en esperma y óvulos.

"Hay muchos desafíos por delante pero los investigadores son optimistas de que la cría de rinoceronte blanco del norte podría nacer por este procedimiento en los próximos 10 a 15 años", señaló el instituto.

"Este trabajo puede ser aplicado a otras especies de rinocerontes como los de Sumatra y de Java que están en peligro".

Sudan, el último rinoceronte blanco del norte macho vivo, murió en Kenia en marzo tras sufrir una serie de infecciones, dejando a dos hembras de esta subespecie vivas.

Los rinocerontes enfrentan a pocos depredadores en la naturaleza debido a su tamaño.

Sin embargo, la demanda de cuernos para la medicina tradicional china y puñales en Yemen generó una crisis de caza furtiva en los años 1970 y 1980 que aniquiló en gran medida a la población de rinocerontes blancos del norte en Uganda, la República Centroafricana, Sudán y Chad.

Una población salvaje restante de entre 20 y 30 rinocerontes en la República Democrática del Congo se extinguió durante la guerra de finales de la década de 1990 y principios de la del 2000, y en 2008 el rinoceronte blanco del norte se consideró extinto en la naturaleza.

© Agence France-Presse