Bruselas, Bélgica. AFP.

La Comisión Europea (CE) anunció el viernes que propondrá a los Estados miembros la prohibición del insecticida chlorpyrifos, usado en las frutas y en las verduras, después de una recomendación de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

La licencia del chlorpyrifos vencerá a finales de enero del año 2020 y su renovación está actualmente en fase de evaluación científica en la EFSA. Aunque el estudio no ha concluido, la agencia afirma que la sustancia “no responde a los criterios requeridos por la legislación para la renovación de su autorización en la Unión Europea”.

La Comisión Europea, que supervisa los comités de expertos encargados de evaluar los pesticidas, precisó que “presentará una propuesta para no renovar la autorización de sustancias activas”.

“La EFSA identificó problemas de posibles efectos genotóxicos, así como neurológicos durante el desarrollo, apoyados por datos epidemiológicos que muestran efectos en los niños”, describe la agencia.

“Esto significa que no se puede establecer un nivel de exposición seguro -o un valor de referencia toxicológico- para la sustancia”, añade la EFSA.

Fuentes de la Comisión Europea indicaron a la AFP a mediados de junio que la agencia se inclinaba hacia una “demanda de no renovación a causa de preocupaciones evidentes”, después de que diversos medios de prensa, entre ellos el francés Le Monde, revelasen que la sustancia seguía muy presente en Europa a pesar de las indicaciones sobre su toxicidad.