San Francisco, Estados Unidos. AFP.

Facebook se ha sumado a las muchas empresas que han sido obligadas a cortar parcial o totalmente sus vínculos con Huawei, el fabricante chino de dispositivos de comunicación. Los nuevos smartphones del gigante asiático no traerán consigo las aplicaciones de la mayor red social mundial.

Facebook está “examinando" los textos oficiales de las autoridades estadounidenses y “tomará las medidas para cumplir” con las exigencias, dijo un portavoz de la empresa a la AFP.

Por ahora, el grupo suspende el sistema que permitía preinstralar sus aplicaciones (Facebook, WhatsApp, Instagram y Messenger) en los dispositivos Huawei, dijo Facebook, que entre todas sus plataformas tiene 2.700 millones de usuarios.

Los propietarios actuales de teléfonos inteligentes Huawei que incluyen las aplicaciones de la compañía podrán continuar utilizándolas y actualizándolas, dijo el grupo a la AFP, confirmando información publicada en la prensa.

Como muchas de las aplicaciones más populares, Facebook viene preinstalado en los smartphones, lo que es posible a través de la colaboración tecnológica de la empresa responsable de la red social con el grupo chino.

Pero la administración Trump ha prohibido la transferencia de tecnología de firmas estadounidenses a chinas, lo que ha desatado una reacción en cadena en el sector tecnológico.

La medida ha tenido también un impacto en las empresas estadounidenses, por la interdependencia de las industrias de ambos países y porque Huawei –que se ha convertido en el segundo mayor vendedor de smartphones del mundo– es un peso pesado del sector.

Como resultado de las sanciones, Huawei está teniendo dificultades. Las sanciones ponen en peligro su supervivencia porque lo privan de tecnologías y componentes que necesitan para fabricar sus dispositivos, desde el sistema operativo para móviles Android y el mercado de apps PlayStore, ambos productos de Google, hasta chips electrónicos esenciales sin los cuales los teléfonos inteligentes no pueden operar.