Oslo, Noruega. AFP.

Noruega está constru­yendo lo que será la torre de madera más alta del mundo, un material de bajo impacto climático y alta resistencia al fuego.

Esta semana se izó la última viga de la “torre Mjøs”, que en sus 85,4 metros alberga 18 pisos y está situada cerca Noruega construye la torre de madera más alta del mundo

de un lago del mismo nom­bre, a un centenar de metros al norte de Oslo.

Según los promotores, se escogió la madera como material de construcción ya que permite reducir las emi­siones de CO2 en compara­ción con el cemento.

“Construir con madera es ayudar a respirar en un mundo mejor”, declaró en un comunicado el empresa­rio Arthur Buchardt, quien lanzó el proyecto inspirado por los acuerdos climáticos de París.

Para disipar posibles miedos, los capataces aseguran que el edificio fue concebido para resistir a los incendios por­que se usaron vigas cubiertas de cola que solo arderían en el supuesto de una exposición continua a las llamas.

Cuando sea inaugurada en marzo del 2019, la torre supe­rará a los 49 metros de Treet (“árbol” en noruego), edifi­cio que posee el actual récord, situado en Bergen (oeste).

La torre Mjøs incluirá vivien­das, una piscina interior, un hotel, oficinas, restaurantes y espacios comunes. Inicial­mente, el edificio debía tener una altura de 81 metros pero ha crecido unos más después de la instalación de una pér­gola en su cúpula.

Este añadimiento le per­mitirá sobrepasar también a otro edificio en construc­ción, la torre HoHo de Viena, que se erigirá a una altura de 84 metros.

A diferencia del edificio noruego construido total­mente en madera, el aus­tríaco es una estructura híbrida que combina madera (76%) y otros materiales.Según la CTBUH, una ONG especializada en el diseño urbano sostenible, hay otros proyectos aún más ambicio­sos en marcha, como la Bao­bab en París (120 metros) y la torre Abebe Court en Lagos (87 metros).

EL ABETO REDUCE EL CARBONO

La construcción de Mjøstårnet en Brumundal, una pequeña ciudad en Noruega, se com­pletará en marzo del 2019. Diseñado por Voll Arkitekter, el edificio de 18 pisos incluirá más de 11.300 metros cuadra­dos de espacio que contiene departamentos, un hotel, un restaurante, oficinas y áreas comunes con una sala de nata­ción de 4.700 metros cua­drados. Mjøstårnet tiene un ancho de base de 16 metros. Como iniciador del proyecto, Arthur Buchardt explica en el primer video de la serie Nor­dic Heights, que el abasteci­miento del abeto a nivel local ha reducido drásticamente la huella de carbono del edificio, así como la simple producción de columnas y vigas laminadas que requieren poca energía para formar la principal estruc­tura del edificio.