Ciudad de Panamá, Panamá. AFP

La situación ambiental en América Latina empeorará en los próximos años debido al incremento desmedido de la flota vehicular, a menos que los gobiernos de la región aumenten su apuesta por los vehículos eléctricos, advirtió un alto representante de Naciones Unidas.

“Estamos sufriendo una contaminación atmosférica muy fuerte en las ciudades de América Latina y el Caribe” y este problema “va a incrementarse de forma drástica”, dijo a la AFP Leo Heileman, director regional de ONU Medio Ambiente.

El organismo advirtió esta semana que la flota vehicular “se está expandiendo más rápido que en cualquier otra zona del mundo y podría triplicarse durante los próximos 25 años”, lo que produciría “un colapso de las infraestructuras” y un “aumento proporcional de emisiones contaminantes”.

Incluso, estaría en riesgo el acuerdo de París sobre cambio climático para limitar el incremento de la temperatura a finales de siglo.

“Si no hacemos políticas para la movilidad eléctrica, va a ser más difícil alcanzar esas metas” de París, señaló Heileman.

Para evitar este dramático escenario, la ONU considera imprescindible apostar por el transporte eléctrico, tanto público como privado.

Estudios apuntan que si la flota actual de buses y taxis de 22 ciudades latinoamericanas fuera reemplazada inmediatamente por vehículos eléctricos, se ahorrarían para 2030 casi 64.000 millones de dólares en combustible.

Además, se reducirían 300 millones de toneladas equivalentes de dióxido de carbono y se evitaría la muerte prematura de 36.500 personas.

“Es importante el transporte masivo eléctrico. Eso es clave para reducir el problema. El otro punto es ajustar la forma en que podemos trabajar a distancia para reducir la demanda de transporte”, sostuvo Heileman.

En el mundo circulan 3 millones de automóviles eléctricos de pasajeros, el doble que en el 2016, y para 2040 se espera que 55% de los nuevos vehículos vendidos sea eléctrico. “Hay mucho interés (de los gobiernos), pero un problema grave es el financiamiento”, dijo Heileman.