El productor musical argentino Nicolás Repetto vino a Paraguay para quedarse. Su objetivo: trabajar para que la industria local crezca, acá y en otras partes del mundo.

Fotografía: Néstor Soto

“Hoy, los featuring (ft.) funcionan en la música. Esas colaboraciones entre artistas, además de generar contenidos más interesantes, ricos y artísticos, permiten traspasar fronteras”, analiza Nicolás Repetto, productor musical argentino, sobre lo que está pasando actualmente en la industria. Él, quien conoce al dedillo el mundo detrás de las historias cantadas, se encuentra en Paraguay para asumir un nuevo desafío: la gerencia musical del Grupo Nación de Comunicaciones.

Repetto estará a cargo del nuevo emprendimiento de la empresa, llamado InOut, la productora que —según adelanta— “busca abarcar un todo; un 360 grados en la música”. Menciona que el nombre es un juego de palabras que, en parte, explica la esencia del proyecto. “In (adentro) y out (afuera) son jergas que se utilizan mucho en el rubro, sobre todo al momento de meter o sacar el cable de la consola. Y es eso justamente lo que queremos hacer: trabajar con la industria local pero también exportarla, llevarla a escenarios de otros países”, comenta.

En los planes de la productora está establecer contacto con multinacionales como Sony, Warner y Universal, así como con los organizadores de los grandes premios de la industria latinoamericana (Latin Grammys, Premios Lo Nuestro o Juventud) y las principales revistas de música, como Billboard y Rolling Stone. En esa búsqueda de fusiones, InOut también aspira a coproducir shows con productoras nacionales. “Queremos entrar a la escena con todo; con mucha fuerza, y no tibios”, asegura.

El productor argentino visita frecuentemente el país, desde hace siete años. Ya sea para producir shows, desarrollar proyectos propios o impartir algún seminario o congreso. “En este lapso de tiempo me di cuenta de que en Paraguay hay mucho talento. Fui a bares donde vi músicos haciendo covers, y tocaban muy bien. La idea con InOut es potenciar todo ese talento”, señala.

“¿Cómo veo el futuro de la industria? Y creo que la música en los últimos 15 años cambió mucho gracias a la tecnología. Esta la dejó en cama en un momento, pero después la hizo entrar en razón, y recién ahora se está acomodando a toda esa revolución. Ahora sí hay un terreno firme dónde pisar, porque durante muchos años no se entendía ni si quiera qué era Spotify, estaba todo disperso. Hoy, las reglas están más claras”, concluye.