¿Te cuesta ahorrar? Aunque parezca difícil al principio, ahorrar es más que nada una cuestión de hábitos. Lo importante es encontrar la manera en que a cada uno le resulte más cómodo y motivador.

Por Aura Zelada

¿Qué preferís, ser millonario o tener libertad financiera? Cuidado: una cosa es tener altos ingresos y otra es saber administrarlos. Una persona que gana diez veces más que otra, podría estar llena de deudas para mantener su estilo de vida, y la otra —con una mejor administración—, estar durmiendo tranquilamente por las noches, porque no le debe nada a nadie y además tiene un fondo de emergencias. ¿Cuál es la clave? El ahorro. Por eso, hoy te presento cuatro sistemas de ahorro que encontré en la web, para que encuentres el que mejor se ajuste a vos.

1. Tu edad menos 20

Consiste en restar 20 a tu edad. Es la cifra en porcentaje que debés ahorrar todos los meses. Si tenés 25 años, cada mes debés ahorrar el 5% de tus ingresos. Si tenés 30, debés ahorrar 10%. La idea de este sistema de ahorro es que en edades tempranas puedas disfrutar más de tus ingresos (porque se supone que comenzás ganando menos) y a medida que pase el tiempo y vayas aumentando tus ingresos, ahorres más.
A los 30 quizás ya te hayas independizado o tengas una familia, pero así también es probable que hayas escalado en tu carrera, por eso tendrás que ahorrar el 10%. A los 40 la jubilación está cerca y tendrás que comenzar a ahorrar el 20%. A los 50, en teoría deberías tener menos gastos porque es la edad en que los hijos se independizan, entonces podrás ahorrar el 30%. Este sistema de ahorro sugiere que a los 60 dejes de ahorrar. Particularmente creo que es prudente seguir ahorrando toda la vida.

2. Sistema de las 52 semanas o reto de los 30 días.

Este sistema de ahorro es como un juego. Consiste en que cada semana ahorres el número equivalente a la semana del año. Por ejemplo, la semana 1 del año ahorrás un dólar. La semana 2, dos dólares, la semana 3, tres dólares y así sucesivamente hasta que llegues a la semana 52. Al final habrás ahorrado 1378 dólares.
Desde luego, podés variar la cifra, en lugar de 1 dólar ahorrar 10, 20, 30 y así. Tampoco hace falta que esperes el principio de año para hacerlo. Podés comenzar cuando quieras, lo importante es que recorras todo el calendario.
Una buena idea, particularmente para este sistema de ahorro, es comenzar al revés. Es decir, en la primera semana, ya que tenés mayor motivación ahorrás 52 dólares, en la segunda semana ahorrás 50 dólares, y así, a medida que pasa el tiempo vas bajando el monto hasta llegar a la semana 1 con un dólar.
El reto de los 30 días es exactamente igual pero con días en lugar de semanas. Esto es ideal para ahorros muy concretos. Es una linda actividad para hacer en familia.

3. Sistema 50 – 20 – 30

Este sistema, más que de ahorro es una forma de distribución de los ingresos. Se trata de dividir tus ingresos de la siguiente manera: destinar 50% de tus ingresos a todos todos los gastos fijos (aquiler, luz, agua, colegio, celular, etc.); el 20% para ahorro y el 30% gastos superfluos (salidas, regalos, ropa, peluquería, etc.).

4. El método de las 6 alcancías

Como el sistema anterior, se trata de dividir tus ingresos en porcentajes. Este sistema es ideal para quienes tienen ingresos variados.
Las seis alcancías se distribuyen de la siguiente manera: 55% para gastos corrientes (comida, casa, salud y transporte), 5% para ayudas y donaciones, 10% a diversiones (paseos, salidas, restaurantes, cine, etc.), 10% a educación (libros, cursos, etc.), 10% a compras grandes (auto nuevo, remodelaciones en casa, muebles y viajes) y 10% para tu cuenta de inversiones.
La idea de la cuenta de inversiones es generar un capital para luego invertir en algo que te genere ingresos pasivos. Esta cuenta debe seguir creciendo siempre. Será la que te dará la posibilidad de algún día poder, por ejemplo, renunciar a tu trabajo fijo para dedicarte a un emprendimiento propio.
Lo más importante con el ahorro es crear el hábito. Si creés que no vas a lograr vivir con sólo un porcentaje de tu dinero, podés practicar ahorrando un monto que te resulte cómodo. Así pronto vas a ir viendo cómo crece rápidamente tu fondo e ir subiendo la cantidad.

Fuentes: Trabajar desde casa y Aprendiz Financiero.

Aura Zelada

Bloguera en www.frugalisima.com

frugalisima@gmail.com

Instagram y Twitter: @frugalisima

Facebook: Frugalísima