El segundo spin off de la saga —el primero fue Rogue One— explora las experiencias que llevaron al joven Han Solo a convertirse en el personaje que todos conocen tan bien. Te adelantamos detalles de la producción antes de su estreno, el 24 de mayo.

Por: Jazmín Gómez Fleitas
jazmin.gomez@gruponacion.com.py
Fotos: Gentileza Filmagic
Para la presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, la primera aventura a saldar era hallar al actor que interpretaría al joven Han Solo. Algunas fuentes en Hollywood señalan que fueron más de 2.500 los que se presentaron al casting, un dato que no se hizo oficial. “Harrison Ford es tan único y ha encarnado por tantos años al personaje, que eran unos zapatos gigantescos que llenar. No buscábamos a alguien igual a él, sino a un actor que pudiera encontrar los rasgos que caracterizan a Han Solo. Esos que son tan amables y pícaros a la vez”, explica.
Así fue que el papel se lo quedó el actor estadounidense Alden Ehrenheich (28). “Alden es atento. Es muy apasionado por su trabajo en un nivel muy sincero. Se arrojó a sí mismo en la creación de este personaje, no como una imitación de Harrison, sino entendiendo la conexión que existe entre Harrison, Han Solo y sus propios instintos que lo conectan con el personaje en maneras muy parecidas”, detalla el director Ron Howard.
Antes de Howard, los elegidos para el proyecto fueron los directores Phil Lord y Christopher Miller. Pero la relación entre ellos, los guionistas y Lucasfilm no fue para nada buena, hasta el punto en el que renunciaron al proyecto o les pidieron que lo dejaran. La grabación ya había empezado a finales de enero del año pasado y la salida de ambos se dio en junio. Para cuando Howard asumió la dirección, una gran parte de la película —que ya estaba bastante avanzada— tuvo que ser regrabada.
Ron Howard, es un fan autoconfeso de Star Wars. Su amistad con George Lucas data de la tercera película del creador de la saga, American Graffitti (1973). Howard trabajaba en el rodaje realizado en el 72 y fue entonces que le preguntó a Lucas cuál sería su siguiente trabajo. Lucas le dijo que usaría los efectos que introdujo Kubrick en Space Odyssey para un estilo de película que fuera como Flash Gordon con ciencia ficción, que vaya muy rápido, contemple aliens y componga todo un universo.
Fue una descripción de un minuto sobre lo que un día sería Star Wars. Pensé que él estaba loco, que era la idea más descabellada y difícil de realizar. Pero ahí estaba, si hubiese prestado atención, hubiera sabido todo sobre ella. Luego no volví a hablar con él, ni vi proyecciones anticipadas de la primera película. Mi esposa Cheryl y yo fuimos al día del estreno y nos voló completamente la cabeza. Al salir, había una nueva fila de dos horas para la siguiente función y la formamos sin pensarlo dos veces”, recuerda sobre la vez que conoció Star Wars.
¿De qué tratará?
Lawrence Kasdan fue el elegido para desarrollar el guion. A cargo de The Empire Strikes Back y The Return of the Jedi, era —según Kennedy— el indicado para hacerlo. “Él conoce a Han Solo mejor que nadie, dada su larga trayectoria con Star Wars y su profundo entendimiento del personaje”, detalla. Su coescritor es nada menos que su hijo, Jonathan Kasdan, quien creció en una “familia de Star Wars”, como su padre acostumbra a señalar; y fue justamente eso lo que influyó en él para convertirse también en guionista.

Esta historia trata sobre alguien forjado en el crisol de la vida, en peligro, en violencia y en amor. Es sobre cómo una persona es formada y creo que ésta parte fue alcanzada totalmente en la película”, señala Lawrence.

Para el director Howard, la historia es: “parecida a ‘un rito de paso’ y con muchos temas que resonarán en la audiencia. Es sobre el viaje de un personaje en específico, sobre la manera en que es probado por los particulares desafíos que enfrenta y por las personas con las que se encuentra, para madurar en el personaje que todos conocen tan bien”.

Han y Chewie

La amistad entre Han y Chewbacca es una característica de la película a resaltar. “Me encanta esa amistad. Me encantan todas las cualidades que toman forma en ella. Hay valentía, trabajo en equipo, lealtad. Su amistad es alentadora, reconocible y habla de lo mejor de cada uno de ellos”, agrega el mayor de los Kasdan.
Según el director Howard, la atracción del dúo de Han y Chewie se debe a que: “Hay una simple nobleza y un tipo de claridad para Chewie. No es solo un importante copiloto y una figura poderosa para tener de tu lado (con su aterrorizante presencia física), sino también una consciencia. Mientras Han aprende de los distintos personajes de la película y esas relaciones lo ayudan a crecer, absorbe esa callada y apenas articulada nobleza de Chewie. Al mismo tiempo, Chewbacca puede asustarse de cosas y tener un temperamento horrible. Entonces, el hecho de que Han no lo tome tan seriamente, es probablemente algo bueno para Chewie. Él necesita eso”.
Además, describe que la película está llena de energía juvenil. “Mientras queríamos que fuera acorde a la estética y sensibilidad de Star Wars, también queríamos que tenga sentido para la audiencia joven, que se sienta más como algo con lo cual te puedas identificar que con un sentimiento de nostalgia. Es el primer estudio de un personaje real, hasta ahora, para los fans. La película refleja en gran parte el espíritu de las películas originales para combinarlo con un enfoque temático, mucha acción y un universo fascinante y provocativo”.

El reparto lo completan: Woody Harrelson como Beckett, un criminal de carrera, ladrón y contrabandista. Emilia Clarke como Qi’ra, el primer amor de Solo, pero quizás el más complejo de la película, según sus realizadores. Donald Glover como Lando Calrissian, icónico personaje del universo Star Wars, y Thandie Newton como Val, una gangster del equipo de Beckett.

¿Qué esperar de esta aventura? “El público puede contar con que se divertirá, reirá mucho y se enamorará de Han y Chewie de nuevo, o por primera vez”, responde Kathleen Kennedy. Eso deseamos.