Constanza Tarallo, fotógrafa argentina especializada en moda, nos cuenta cómo congenia su pasión por lo fashion y lo urbano en un solo escenario.
Nota, producción y estilismo: Matías Irala

Prendas: JT Not to be Understood / Nickie Ready To Wear (Buenos Aires)
Maquillaje: Carolina Bazzi
Modelo: Lula Gallo para Women Management (Milán) / Katerina Vara / Aline Rivas

Hace tiempo que la moda busca inspiración en los espacios urbanos, jugando con lo arquitectónico y llevando la indumentaria no solo a una plataforma actual, sino también permitiendo ver innovación dentro de la cotidianidad.

"De chica siempre soñaba con ser diseñadora de indumentaria, no imaginaba que iba a terminar en un escenario distinto", reconoce Constanza Tarallo, licenciada en Diseño de Indumentaria por la Universidad de Palermo y aficionada a la fotografía, con residencia en Buenos Aires. Tarallo ha trabajado para numerosas marcas locales de la capital porteña, además de contar con un extenso portafolio editorial en el exterior.

Respecto a como fue su encuentro con la fotografía, describe como casi una casualidad. "A los 19 años, con mis ahorros compré mi primera cámara réflex y en un viaje a EE. UU. terminé obteniendo mi primer trabajo en la semana de la moda de New York, para tomar fotos del backstage y los desfiles. Automáticamente, después de esa experiencia, me convencí de que ese era mi lugar dentro del mundo de la moda".

Sus fotos oscilan entre la yuxtaposición de lo sutil, lo arquitectónico y lo conceptual. ¿Qué es lo que la motiva a mezclar tales elementos? "Creo que en la moda, el sujeto siempre debe ser pensando junto con su entorno y como este incide en él. Un diseñador de indumentaria crea una prenda con el fin de ser utilizada en un contexto geográfico y social, no solo reflexiona sobre el cuerpo como extensión. Utilizo a la arquitectura o las formas dentro de un lugar como mecanismo para crear esa armonía dentro del sujeto a ser retratado".

“Me atrae la de idea de encontrar impacto en una imagen utilizando escasos elementos, siempre sostengo que menos es mas”

Tarrallo confiesa su atracción por el estilo arquitectónico brutalista y las lineas puras conjugada con la crudeza de la ciudad "Me atrae la de idea de encontrar impacto en una imagen utilizando escasos elementos, siempre sostengo que menos es mas", explica. Respecto a lo primero que busca dentro de sus composiciones, destaca la maleabilidad: "Creo que antes de sacar la foto, busco la composición entre sujeto-prenda y espacio para lograr conjugar en un solo lenguaje. Es algo que hago casi de manera inconsciente a través del lente, en el afán de encontrar equilibrio en las formas y los ángulos".

Constanza ha trabajado para marcas emblemáticas como Dior Argentina y Vintage Reformation de New York, además de cubrir distintos eventos de moda a nivel regional y global. En relación a un determinado estilo a la hora traducir sus ideas a través del dispositivo fotográfico, explica que traslada mucho de su técnica como diseñadora de indumentaria.

"En diseño de indumentaria uno siempre está buscando mezclar tamaños, ubicaciones, texturas o colores, así que trato de seguir ese mismo canal en mis producciones. En cuanto a dirigir a la modelo, considero que la espontaneidad es el recurso principal. Creo que la magia se encuentra cuando el o la modelo se siente libre de aportar a la construcción de la identidad de la imagen", indica.

“Creo que el gran desafío que tiene la fotografía de moda es la de crear una imagen impactante, con un mensaje novedoso, pero que al mismo tiempo venda un producto. Me interesa que la fotografía tenga un relato o mensaje, pero que a la vez no se aleje de su fin: generar empatía y despertar el deseo de consumo”

¿Existen diferencias entre hacer una moda editorial comercial o una conceptual? Tarallo reflexiona sobre ello: "Creo que el gran desafío que tiene la fotografía de moda es la de crear una imagen impactante, con un mensaje novedoso, pero que al mismo tiempo venda un producto. Me interesa que la fotografía tenga un relato o mensaje, pero que a la vez no se aleje de su fin: generar empatía y despertar el deseo de consumo. Por eso creo que las producciones conceptuales ya pasan a ser un elemento artístico con un fin de goce estético y no de moda. Yo sostengo que mi trabajo ideal debe tener un 70% de concepto y un 30% de estilo comercial".

“Creo que en la moda, el sujeto siempre debe ser pensando junto con su entorno y como este incide en él.

Respecto a si existe contenido dentro de la moda, libera una interesante percepción: "La fotografía de moda es quizás el lugar mas pluralista en la actualidad para romper parámetros y buscar sujetos que logren, a través de su individualidad, dar un nuevo sentido a nuestras concepciones estéticas. Entender el dispositivo fotográfico como elemento capaz de generar ciertas rupturas y transgredir a través de la imagen, es quizás el lenguaje mas inmediato que tenemos en la actualidad".

El futuro
Como toda persona del ámbito de la moda encuentra inspiración también en el trabajo de otros fotógrafos. "Admiro mucho el trabajo de Willy Vanderperre, fotógrafo belga que realizó campañas para Prada y Calvin Klein. También me gusta la ola de fotógrafos contemporáneos que han salido a flote en Rusia y Europa del Este".

Respecto a sus proyectos para este año, comenta: Este año tengo algunos proyectos en el exterior, que me darán la oportunidad de seguir ampliando mis horizontes para dar nuevas concepciones a mi manera de traducir mis ideas"