La persecución del coloradismo oficia­lista a sus correligio­narios funcionarios públicos que no piensan de la misma manera arrecia. De la inva­sión de hurreros de Hugo Velázquez en Salud Pública se pasó a las denuncias de barridas en instituciones del departamento de San Pedro y, la víspera, se oyó práctica­mente lo mismo de dirigen­tes republicanos del depar­tamento de Canindeyú.

Esta cuestión fue expuesta durante un almuerzo de líde­res colorados de Canindeyú con la dirigencia de Honor Colorado, en Asunción, con la presencia de Horacio Cartes, fundador del movimiento y ex jefe de Estado; de Santiago “Santi” Peña, precandidato a la Presidencia de la Repú­blica, y Pedro Alliana, titu­lar de Diputados, de la ANR y dupla de “Santi” para el 2023.

“Exigimos que los funcio­narios públicos que están en sus cargos sean respe­tados porque la mayoría de ellos asumieron sus pues­tos seleccionados a través de exámenes y concursos y los que fueron contratados por la pandemia han hecho un trabajo excelente”, indicó al respecto la diputada Cris­tina Villalba.

Añadió que, de parte de los no alineados al oficialismo, se sigue trabajando sin ofensas, en línea con el compromiso de seguir dando al Gobierno las herramientas para las políti­cas públicas.

“Ellos tienen una planilla de rendimiento y es necesario cumplir eso y que sean eva­luados por sus capacidades. Esto no se debe dar por una cuestión de aprietes, nosotros esperamos que haya una reci­procidad porque desde nues­tra parte siempre está pri­mero el país”, agregó.

“Llegamos para transmi­tir nuestra firmeza, nuestra unidad en el departamento y que a la vez estamos refor­zando nuestro caminar con miras a la gran victoria del movimiento Honor Colorado para los cargos de presidente, vicepresidente y titular de la Junta de Gobierno. Básica­mente nuestra fuerza política en Canindeyú, y la intención sigue siendo recorrer todas las bases”, finalizó.

Dejanos tu comentario