El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, adelantó que hasta el momento no existe una identificación oficial de que el integrante del EML abatido por la FTC sea Alejandro Anto­nio Ramos Ramírez, de 22 años. Explicó que el joven no cuenta con una identidad en los registros oficiales por lo que resulta casi imposible su identificación.

Indicó que se recurrirá a los familiares para poder identi­ficar el cuerpo, aunque existe una fuerte presunción de que se trata del hijo de Alejandro Ramos Morel, el líder de la agrupación criminal EML, que fuera expulsado de las filas del EPP. “Le privaron de la identidad, de modo que hasta el momento la única forma de identificar, en un gran porcentaje, a través de los familiares y fotos que se comparan con el cuerpo, nos llevan a entender que es el hijo de Alejandro Ramos”, dijo a la 780 AM.

Así también, explicó que el desprendimiento del EPP se dio por una lucha de liderazgo, tanto en el caso de EML como la Agrupación Campesina Armada (ACA), y por una cuestión de confianza, fueron inte­grando sus filas con sus propios familiares, muchos de ellos niños, como es el caso de Alejandro Ramos (hijo), que tendía 17 años cuando fue incorporado a las armas del EML.

SUGIEREN TRASLADAR CUERPOS A ASUNCIÓN

El médico forense Pablo Lemir se trasladó ayer desde Asunción hasta Con­cepción para poder reali­zar la autopsia e identifica­ción de los cuerpos, pero a raíz de la precariedad de los elementos de la morgue del Hospital Regional de Con­cepción, recomendó trasla­dar los cuerpos a la morgue judicial de la capital para rea­lizar un estudio minucioso, principalmente en relación con los impactos de bala reci­bidos por los cuerpos y tam­bién precisar la identidad de estas personas.

Dejanos tu comentario