El ex ministro de Hacienda y economista Santiago Peña cuestionó la concesión de gra­tificaciones a funcionarios públicos en plena pandemia, mientras otra gente se debate en medio de necesidades. A su criterio, era una buena opor­tunidad de “sacar la grasa” del Estado, reduciendo los gastos públicos.

Indicó que estas medidas del Ministerio de Hacienda “causa indignación, cuando mucha gente no está pudiendo trabajar”, sostuvo en contacto telefónico con la 780 AM.

El ex titular de la cartera eco­nómica se refirió en estos tér­minos al pago de bonificación por un monto de G. 2.192.839 para más de 1.500 funcio­narios del Ministerio de Hacienda, acreditado el lunes pasado, junto con el salario de abril, en concepto de “Subsi­dio familiar”, y que demandó en total unos G. 3.300 millo­nes para las arcas del Estado.

“Esta era una perfecta opor­tunidad para sacar la grasa que tiene el Estado”, opinó respecto a que en este tiempo de crisis hubiera sido opor­tuno en varias institucio­nes públicas para achicar el Estado. Sin embargo, men­cionó que actuaron de forma contraria y optaron esa medida impopular.

El economista reconoció que estos esquemas salariales nunca caen bien, ni si quiera en épocas fuera de pande­mia. “Esto en tiempos nor­males es indignante, y en esta situación de pandemia mucho peor”, acotó.

“Si no disminuimos el déficit fiscal, Paraguay se va a encon­trar en un callejón sin salida”, alertó Peña al aludir a la lenta recuperación económica, al estimar que demorará al menos dos años más para superar la crisis. “Nos que­dan todavía al menos dos años para una recuperación econó­mica, no va a ocurrir este año y posiblemente tampoco ocu­rra en el 2022”, añadió.

Asimismo, señaló que fue una medida desacertada del ministerio de Hacienda; no obstante, reconoció que no es fácil soportar las presiones que se siente tanto desde fuera como desde dentro de la car­tera del Tesoro. Pero señaló que, para poder sobrellevar esa presión, se requiere de una gran fortaleza personal y también política del equipo que le tiene que resguardar al titular de Hacienda.

Por último, Peña habló de la necesidad de una urgente reforma de la Caja Fiscal y del Instituto de Previsión Social (IPS). Dijo que los fondos pre­visionales siempre estuvie­ron en riesgo, incluso mucho antes de desatarse la pande­mia, y aseguró que los recur­sos no alcanzarán para soste­ner el sistema y pagar futuras jubilaciones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar