El juez de Delitos Económicos Hum­berto Otazú sigue aguardando que el Minis­terio Público remita la car­peta fiscal al juzgado del citado magistrado, que tendrá que fijar la fecha para la audiencia prelimi­nar para Justo Ferreira y su hija Patricia Ferreira, accionista y presidenta de la firma Imedic SA. Ambos están acusados por los hechos punibles de contra­bando, asociación crimi­nal y producción de docu­mentos no auténticos por la compra fallida de insumos médicos para el Ministerio de Salud durante la pan­demia.

Los fiscales Osmar Legal y Francisco Cabrera deberán acercar a la secretaría del Juzgado toda la carpeta de investigación en el referido caso. Una vez que se con­trole foja por foja, el men­cionado magistrado tendrá que señalar la fecha en la que el clan Ferreira, así como los demás acusados, enfrenten la audiencia pre­liminar en la que se defi­nirá si los procesados van a un juicio oral y público.

Además de Ferreira y su hija, fueron acusados Car­los Alberto Gamarra, adua­nero, y los funcionarios de Aduanas Guillermo Molinas y Gustavo Adolfo Acosta por complicidad.

Igualmente, el Ministerio Público solicitó el sobresei­miento definitivo de Lauri Marcio Pool y Mario Joel Olmedo.

La causa guarda rela­ción con la compra de 400 camas hospitalarias manuales y 50 camas hos­pitalarias eléctricas, que no contaban con la autori­zación técnica de la Direc­ción Nacional de Vigilancia Sanitaria ni la documen­tación legal correspon­diente.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar