El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, dijo ayer sentirse decepcionado con el tratamiento que le dio la jus­ticia uruguaya a Juan Arrom, Anuncio Martí y Victor Col­man, prófugos de la Justicia paraguaya refugiados ahora en Finlandia. Indicó que la Can­cillería paraguaya está traba­jando en una estrategia para comunicarse con el país euro­peo y manifestar su postura respecto a los tres criminales.

“Nuestra causa es una causa justa, el pedido que hace el Estado paraguayo es justo, me decepciona obviamente el tratamiento que le dio la jus­ticia uruguaya y también que se haya aceptado el refugio en Finlandia”, agregó.

Asimismo, manifestó que van a seguir litigando en nom­bre de todas las víctimas de secuestro en nuestro país. “Nosotros estamos traba­jando en la construcción de una estrategia para llevar y defender, sostener nuestra posición jurídica (…) consi­deramos que Arrom, Martí y Colman son delincuentes comunes, que tienen que ren­dir cuentas ante la Justicia paraguaya”, apuntó.

Las declaraciones del manda­tario se dieron ayer en Con­cepción donde desarrolló su agenda de gobierno.