El senador Enrique Riera de la bancada de Honor Colorado lamentó ayer la designación de la nueva ministra de la Corte Suprema de Justicia, Carolina Llanes, esté viciada de tanta irregularidad, tanto en el proceso de selección de la terna, como el nombramiento que se dio primero en el Senado y luego la confirmación del Ejecutivo al elegir a una ministra “amiga”. En ese sentido, sostuvo que una ministra de la Corte debe responder a la Justicia y no al presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

“Acá de lo que se trata es de tener un juez que responda a la ley, no que responda al Presidente. Resulta que él (Mario Abdo Benítez) decía que no quería un juez amigo, y resulta ser que ahora se saca una foto (con Carolina Llanes) sonriendo unas horas después”, cuestionó el legislador en comunicación con radio 1.000 AM.

Así también, el senador Riera sostuvo que el Consejo de la Magistratura, del cual fue titular en el gobierno anterior, debe entender que este último proceso de elección a ministro de la Corte para el cupo vacante que dejó José Raúl Torres Kirmser, reflejó un retroceso institucional al darle tanta subjetividad a la decisión. “El país exige transparencia, el país exige reglas claras. En todo caso que incorpore una cláusula más, estableciendo que aquellos que son ministro del Ejecutivo, o son funcionarios públicos renuncien o pidan permiso por lo menos”, expresó en la comunicación telefónica.

En otro momento, el legislador señaló que la bancada de Honor Colorado tomó la decisión de retirarse de la sesión y dejar por sentado la objeción al proceso de la selección de la terna de candidatos, de la cual fue electa María Carolina Llanes. Insistió en que el proceso para la designación de Llanes fue fríamente calculado meses atrás y consideró que fue precedido por hechos que se fueron concretando en los últimos tiempos.

“La gente te dice que te calles, que para qué te vas a pelear con tus compañeros de trabajo. Pero estoy harto de la hipocresía, y creo que me debo a la ciudadanía que tiene que saber lo que pasó. El proceso fue fríamente calculado desde hace 6 a 7 meses, y precedidos por hechos que se fueron cumpliendo religiosamente”, mencionó el legislador.

Negó injerencia y amistad

Mario Abdo Benítez respondió a los cuestionamientos en su contra por supuestamente haber operado para favorecer a Carolina Llanes como ministra de la Corte Suprema de Justicia y dijo que solo hace meses la conoció y que no tiene algún vínculo de amistad con ella.

“Yo le conocí a Carolina cuando le ofrecí que colabore en un proceso de transparencia en una ciudad emblema como Ciudad del Este, fue la primera vez que hablé con ella personalmente”, recordó el mandatario Mario Abdo Benítez.

Sostuvo que en aquella ocasión necesita de alguien creíble para la investigación que se necesitaba a fin de que no se tomado como una cuestión política. “No tengo años de amistad ni afinidad con ella, esa fue la primera vez que conversé con ella, cuando salió de ahí le ofrecimos Senabico, está haciendo un excelente trabajo ahí”, subrayó.

El jefe de Estado defendió el proceso de elección y argumentó que hubo una gran legitimidad, debido al apoyo de muchos sectores, además del oficialista. Añadió que el Ejecutivo “desde que yo estoy”, el Paraguay necesita una justicia absolutamente independiente.