El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) debería procesar a la jueza Magdalena Narváez, luego de haber reconocido que se equivocó y que no leyó todo el expediente del diputado Ulises Quintana para otorgarle la libertad ambulatoria, dijo el abogado Eduardo González.

“Por lo menos mínimamente el Jurado debe pedir un informe a la jueza, consultar por qué actuó de esa manera en el caso” al decidir otorgar medidas alternativas, dijo el profesional en comunicación con La Nación.

Incluso González recordó que en varios casos menos graves el Jurado se hizo eco y tomó postura, por lo que amerita más en este hecho que es más relevante y la magistrada Narváez debería de “ser procesada” por el JEM.

Además, criticó el hecho de que ella haya admitido no leer todo el expediente del caso del diputado Ulises Quintana para tomar una decisión. “No es motivo para darle una medida alternativa a una persona”, añadió.

Por eso, califica la postura de la jueza como “un agravante por mal desempeño de sus funciones” al desconocer algunos hechos del expediente y esta sería una de las causales para ir al Jurado, según aseveró González.

Aclaró que la jueza no podía otorgarle la medida alternativa al legislador hasta tanto no se modifique la ley del Código Penal porque estas medidas son a cambio de no estar preso “siempre y cuando no haya obstrucción a la Justicia o peligro de fuga del investigado”, agregó.

La jueza Narváez otorgó el lunes la libertad ambulatoria al diputado de Colorado Añetete, procesado actualmente por supuesto vínculo con el narcotráfico, y definió algunas medidas alternativas a la prisión. Luego de estar 10 meses preso en la penitenciaría de Viñas Cué, Quintana volvió a ocupar el miércoles su banca en la Cámara de Diputados.

Resolución de Narváez fue contradictoria

El abogado Andrés Casati dijo que la jueza Magdalena Narváez en su resolución se excedió al dar las medidas sustitutivas a la prisión y que fue contradictoria. Explicó que si realmente consideraba que ya no había peligro de fuga u obstrucción a la investigación del diputado Ulises Quintana, las medidas están de más.

“Si consideraba que no había peligro de fuga u obstrucción, se revoca el acto de prisión y que se vaya a su casa el investigado sin las medidas que son para sustituir la prisión”, añadió el abogado Casati.

Sin embargo, cree que el hecho de reconocer que se equivocó al no leer por completo los expedientes para tomar su decisión no es motivo para ser juzgada por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados porque cree que no obró en mal desempeño y “las medidas siempre pueden ser revisadas”.

La fiscala Antinarcóticos Lorena Ledesma además apeló el dictamen de la jueza que otorgó la salida de Viñas Cué, luego de 10 meses, al diputado colorado Ulises Quintana por considerar que no existía peligro de fuga u obstrucción a la investigación.

Andrés Casati.
Andrés Casati.