Los abogados Adolfo Mármol y Rubén Lisboa, representantes legales de Cristina Arrom (hermana de Juan Arrom), pidieron al juez Víctor Alfieri que disponga que el Estado les pague sus honorarios con el argumento de que la jueza Blanca Gorostiaga nunca debió admitir la querella presentada en contra de su cliente.

“La misma resolución emitida por la Corte IDH hace alusión a la responsabilidad internacional del Estado. Por tanto, sin perjuicio de quién o quiénes han dado inicio a la acción penal, el actuar de la jueza que admitió la querella, quien ha actuado en representación del Estado paraguayo, constituye una acción estatal y, por ende, es atribuible a ese órgano”, señalaron.

Esteban Aquino y Cristina Arrom.
Esteban Aquino y Cristina Arrom.

“Por tanto, solicito a VV.EE. se sirva revocar la resolución recurrida, imponer las costas al Estado paraguayo por así corresponder a derecho”, concluye el escrito dirigido al citado magistrado.

DIFAMÓ A UN MINISTRO

Cabe señalar que el ministro de Inteligencia, Esteban Aquino, había querellado a título personal a Cristina Arrom por difamación, calumnia e injuria, tras haberlo acusado de estar implicado en el presunto secuestro y tortura de su hermano, el hasta ahora prófugo Juan Arrom. Las afirmaciones de la mujer fueron vertidas durante su declaración ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), el pasado 7 de febrero. Aquino solicitó 850 millones de guaraníes en concepto de resarcimiento.

Ante la querella, Arrom pidió protección a la Corte IDH por ser testigo en el hecho y que, en consecuencia, no debe ser enjuiciada por el Estado. El organismo internacional ordenó al Estado paraguayo el cese del proceso penal. El juez Alfieri accedió a la solicitud.

Sin embargo, el abogado Esteban Aquino (hijo) asegura que la medida de la Corte IDH fue provisional y que el proceso debe continuar y el caso debe ser elevado a juicio oral y público porque la querella es de carácter personal (de parte del demandante), y que el Estado paraguayo no tiene nada que ver. “La propia resolución del juez Alfieri ha discernido el carácter de provisionalidad que gozaban esas medidas”, afirmó.