Pese a que la Cámara de Senadores ya definió y fijó la fecha para continuar con el proceso del juicio político al contralor general de la República (CGR), Enrique García, la incertidumbre es la protagonista en las diferentes bancadas. Ninguno de los legisladores se arriesga a sentar una postura sobre si votarán a favor o en contra de la destitución de García por las denuncias presentadas en el libelo acusatorio.

El próximo 26 de marzo, el pleno de la Cámara Alta tratará el juicio político, bajo las causales de comisión de delitos y mal desempeño en sus funciones. El proceso concluirá en abril. En marzo del 2018, la Cámara de Diputados aceptó el libelo acusatorio por la imputación en contra de García por producción y uso de documentos no auténticos, por el caso Ivesur, de cuando era asesor jurídico de la Municipalidad de Asunción, pero no pudo ser sometido a proceso por su inmunidad.

En julio del 2018, la Cámara de Diputados remitió a la Cámara de Senadores el libelo acusatorio, donde quedó congelado por varios meses. Ya en este año, los legisladores decidieron continuar con el proceso. El 7 de marzo se realizó un pedido de ampliación de las causales contra García, esta vez por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero por un monto de G. 3.000 millones, que se lleva adelante desde hace un año. La Secretaría Nacional de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad) reportó en mayo de 2018 al Ministerio Público que García no contaba con la justificación del origen del dinero.

Con todas estas acusaciones, algunos sectores señalan que el juicio político podría tener solo un trasfondo político para colocar al actual subcontralor, Camilo Benítez, en la titularidad de la institución contralora. Asimismo, otra de las versiones es que García tiene en su poder denuncias contra algunos senadores y diputados de épocas en que ocupaban otros cargos, intendencias o gobernaciones, por lo cual no apoyarían la destitución del mismo.

Mientras tanto, ninguno de los senadores se atreve a adelantar sus votos. Sostienen que siguen conversando en las bancadas para definir la postura como bloque. Ahora las bancadas también deberán analizar la nueva acusación que fue incluida en el libelo acusatorio, que será expuesto el próximo 26 de abril.

Durante el juicio político, actuarán de fiscales acusadores ante la Cámara de Senadores los diputados Celeste Amarilla (PLRA), Hernán David Rivas (ANR) y Ramón Romero Roa (ANR). Los legisladores de la Cámara de Senadores actuarán de jueces del caso y se necesitará mayoría de dos tercios (30 votos) para aceptar la destitución del cargo de García.