POR JORGE TORRES ROMERO

Además de contar con un búnker que ocupa práctica­mente una manzana en el barrio Herrera, había adqui­rido un lujoso jet valuado en US$ 300.000 en el 2003 y una estancia en el Chaco.

Una investigación periodís­tica del diario Abc Color reveló además que antes de asumir la Presidencia de la República en el 2003, había invertido 30.000 dólares en un puerto privado de Ciudad del Este, denominado Business Cor­poration International.

Los socios de Nicanor en este negocio eran el cono­cido empresario esteño Carlos Barreto Sarubbi y el diputado Tito Abadíe, quien fuera denunciado por ingre­sar mercaderías de contra­bando por puertos de la zona. El informe del citado medio indica que antes de que Duarte Frutos jurara como presidente, sus socios obtuvieron un préstamo de 200.000 dólares para cons­truir el puerto en la capital del Alto Paraná.

Lo llamativo del caso es que, aunque el emprendimiento todavía no se había concre­tado, el entonces mandata­rio ya reportó en su declara­ción jurada del 17 de agosto del 2003 dividendos por valor de 4.000 dólares, una ganancia anual cercana al 150%. En el 2004 se habilitó el puerto y pusieron como cabeza a la aduanera Yolanda María Mercedes Benítez, que terminó siendo asesi­nada posteriormente en un confuso incidente que hasta ahora no ha sido aclarado.

A fines del 2003 hubo coinci­dentes movimientos de Busi­ness Corporation y de Latina Import, una de las mayores importadoras a través de ese puerto, denunciada por ingreso de contrabando y subfacturación, operada por Ricardo “Lilito” Argaña, agrega la publicación.

En una entrevista con el mismo medio de comunica­ción, siendo aún presidente de la República, Duarte Fru­tos declaró que “sus amigos y socios comerciales” intenta­ron hacerle firmar una reso­lución para que todos los des­pachos aduaneros del Puente de la Amistad se hicieran en el lugar, pero él se negó.

NADA PUDO JUSTIFICAR

En cuanto al origen de los bienes de Nicanor Duarte Frutos, el equipo de aná­lisis de la Contraloría con­cluyó en su informe que exis­tían incongruencias entre los valores declarados y los ingresos que tuvo el ex pre­sidente, por tanto no existía correspondencia, según el dictamen del ente contralor que estaba a cargo de Octavio Augusto Airaldi.

Agrega que con el nivel de ingresos que mantuvo Duarte Frutos entre 1999 y el 2001, y considerando el saldo disponible en caja y bancos, el ex mandatario consiguió incrementar su patrimonio a través de la adquisición de varios inmuebles en zonas residenciales de la capital.

Dice también que en ese período de tiempo (2003- 2008), con el nivel de ingre­sos que mantuvo el ex presi­dente y considerando el saldo disponible reservado en caja y bancos, consiguió aumen­tar sus bienes mediante la compra de varios inmuebles en la capital, en el Chaco y con la compra de ganado vacuno.

Según el informe de la CGR, casi en un 50% los ingresos de Nicanor provienen de los honorarios de su esposa y que, además, mantiene un saldo en caja disponible que representa 7,34 veces más que sus ingresos normales, más ingresos extraordina­rios. La misma situación se visualiza en el 2001 y en el 2003.

El reporte, que se puso a disposición del Ministerio Público, consignaba además que en el 2001 se produjo la adquisición de 2 inmuebles, uno ubicado en Asunción, distrito de La Recoleta, y el otro en San Bernardino; en el 2003 se realizó la incorpo­ración de otros 2 inmuebles, uno ubicado en Asunción, dis­trito de La Recoleta, y el otro en el Chaco; en el año 2006 se produjo la disminución de 2 inmuebles ubicados en Coro­nel Oviedo y, en contrapar­tida, la incorporación de otro inmueble en Asunción; en el 2008 nuevamente adquirió otro inmueble en Asunción, en el mismo distrito de La Recoleta. No obstante, tam­bién se evidenció la baja de otro inmueble ubicado en el mismo distrito de la misma ciudad, este último de valor inferior.

Asimismo, durante el 2008 se constató el incremento significativo en los valores de las construcciones de los diferentes inmuebles de Nicanor.

En cuanto a la explotación agropecuaria, la Contralo­ría dice que la única pro­piedad rural declarada está ubicada en el Chaco y que las tierras en esa zona gene­ralmente no son aptas para la agricultura rentable; sin embargo, en el 2008 la acti­vidad agrícola le ha redi­tuado un ingreso mensual de G. 12.800.000.

Llamativamente, pese a todos estos elementos, el Ministerio Público no impulsó ninguna investiga­ción por enriquecimiento ilí­cito contra Nicanor Duarte Frutos.

Informes de Contraloría fueron remitidos al Ministerio Público sobre contrataciones directas realizadas para una de las empresas vinculadas a Nicanor Duarte Frutos. Nunca fueron investigadas a cabalidad por el Ministerio Público.
Informes de Contraloría fueron remitidos al Ministerio Público sobre contrataciones directas realizadas para una de las empresas vinculadas a Nicanor Duarte Frutos. Nunca fueron investigadas a cabalidad por el Ministerio Público.