La Cámara de Dipu­tados aprobó en su última sesión ordi­naria el pedido de informes sobre una supuesta malver­sación de fondos del Sistema Nacional de Formación y Capacitación Laboral (Sina­focal), que habría sido autori­zada por la ministra de Tra­bajo, Empleo y Seguridad Social (MTESS), Carla Baci­galupo, que supera los G. 600 millones.

Además, pidieron que le sean remitidos todos los datos con respecto a la denuncia penal presentada por la señora Ynés Ríos, ex directora de Aulas Móviles del Servicio Nacio­nal de Promoción Profesional (SNPP), quien fue removida de su cargo por sacar a luz las supuestas irregularidades en un proceso de adjudicación para la adquisición de simula­dores de cargas pesadas para dicha institución por un total de G. 1.290.000.000.

El proyecto fue presentado y aprobado sobre tablas, a pedido del diputado Antonio Buzarquis, el pasado miérco­les 13 de marzo, y estipula un plazo no mayor a quince días para que el MTESS presente todo lo requerido.

Carla Bacigalupo.
Carla Bacigalupo.

Una vez remitidos los datos, estos deberán ser enviados a la Comisión de Cuentas y Control de Ejecución Presu­puestaria y a Justicia, Tra­bajo y Previsión Social de la Cámara de Diputados para su posterior evaluación.

Este pedido se da en torno a una serie de protestas y reclamos a varias de las ins­tituciones dependientes del Ministerio de Trabajo, bajo la gestión de la ministra Baci­galupo. Una de ellas es el SNPP, donde aparentemente incluso habría una disputa interna entre su actual direc­tora, Addis Merlo de Maciel, y la propia ministra. Según versiones de los funcionarios, estaría usurpando las funcio­nes de Merlo.

PAGAR DEUDAS DEL MTESS

La supuesta malversación de los cerca de G. 600 millones, correspondientes a los fon­dos del Sinafocal, salió a la luz luego de que se filtraran dos notas dirigidas a la ministra Carla Bacigalupo y que fue­ron enviadas por el secreta­rio técnico Alfredo Monge­lós. En dichos documentos se alerta sobre extracciones que se hicieron a través de solici­tudes de transferencias sin la aprobación de Mongelós.

De acuerdo al escrito, el dinero fue utilizado apa­rentemente para realizar pagos a proveedores, pagos de salarios de funcionarios, aguinaldos, contratacio­nes, remuneración adicio­nal, bonificaciones e incluso para pagar los honorarios a la empresa contratada para la limpieza del edificio del MTESS.

A pesar de las advertencias y de la solicitud de reembolso del fondo extraído, Baci­galupo aparentemente no tomó las medidas necesa­rias. Como si fuera poco, las extracciones presumible­mente fueron autorizadas por la misma. Los hechos habrían ocurrido durante el ejercicio fiscal del 2018, en su mayo­ría se registraron entre el 5 de setiembre y el 31 de diciembre.

La cifra total extraída asciende a G. 601.357.343. La misma fue distribuida de la siguiente manera: G. 211.745.112 fue la transferencia realizada por la cuenta 117 “MJT Forma­ción y Capacitación Laboral” a la señora Mariela Molas Samudio, representante de la empresa Consermar, esta es la encargada de la limpieza inte­gral del edificio del Ministerio de Trabajo; G. 25.795.000 se abonaron a la firma Huge SRL en noviembre de ese mismo año (2018). Finalmente, G. 363.817.231 se utilizaron para diversos pagos como: jorna­les, aguinaldos, contratacio­nes y bonificaciones (se llevó a cabo en el mes de diciembre del 2018).