En la última sesión de la Cámara de Diputados, un grupo presentó un docu­mento por el cual se busca establecer límites a los sala­rios de los funcionarios esta­tales. La idea es que ningún servidor público sobrepase el salario del presidente de la República, que es de G. 33 millones de guaraníes.

Con esto, se pretende con­tribuir a mejorar el gasto público, la política del gasto, fomento de la austeridad y la prudencia de los limitados recursos del presupuesto.

El legislador Pastor Vera Beja­rano (PLRA-San Pedro) habló sobre los alcances de la inicia­tiva que impulsó junto con otros legisladores. Explicó que urge establecer meca­nismos que mejoren el gasto público, favoreciendo, prin­cipalmente, a las inversiones y el desarrollo en nuestro país.

“Esto pretende establecer límites a las retribuciones salariales de los funcionarios públicos y surge de un debate público, instalado desde hace algún tiempo, y entendemos que se hace necesario para hacer un poco menos rígido el Presupuesto General de la Nación”, señaló.