La Junta Municipal de San Lorenzo le dio un plazo de 72 horas al intendente Albino Ferrer para presentar un informe sobre las supuestas irregularidades de su gestión. El pedido de intervención de los concejales Felipe Nery Quiñónez Colarte, Osvaldo Gómez, Alfredo Lezcano, Silvia Mendieta y Ovidio Ortiz al final no fue tratado. De esta manera, el intendente deberá informar sobre las supuestas irregularidades denunciadas en su administración.

Asimismo, el cuerpo legislativo decidió que se contrate a una empresa consultora para la realización de una auditoría externa y la conformación de una comisión especial de concejales para el estudio del pedido de intervención.

La sesión finalizó sin que se pudiera tratar en el orden del día la intervención propuesta por Quiñónez y su colega Freddy Franco, quienes denuncian 11 irregularidades con sus respectivas pruebas.

Algunos de esos puntos citan el mal uso de fondos del Fonacide (Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo), empedrados fantasmas, irregularidades en la construcción del polideportivo de la ciudad y daños al ambiente.

Por su parte, el colorado oficialista Nelson Peralta explicó que con sus colegas coincidieron en que no podían aprobar un pedido de intervención meramente por denuncias realizadas con fotocopias simples, no autenticadas. “No se puede decir que está todo mal por simples fotocopias, que pueden ser adulteradas. Sí tenemos calles destruidas, pero también como Asunción, entonces vamos a tener que intervenir a Mario Ferreiro también por los baches”, acotó.