Ex funcionarios del Centro de Desarrollo Agropecuario (CDA), de Curuguaty, se manifestaron en protesta por las descontrataciones que, según denuncian, fueron por pedido del gobernador César “El Tigre” Ramírez. Mario Cairé, uno de los técnicos excluidos del plantel del Ministerio de Agricultura y Ganadería, denunció persecución política de parte del gobernador de Canindeyú, quien solicitó al gerente del CDA, Guillermo Cabrera Peña, no renovar el contrato con 23 técnicos del rubro, la mayoría de ellos con la antigüedad laboral que varía desde 5 a 13 años.

Como medida de fuerza, decidieron con los funcionarios excluidos tomar la oficina del CDA. La vigilia se inició ayer por tiempo indefinido, según manifestó Cairé.

Anteriormente, eran 57 técnicos que formaban parte del equipo técnico, pero fueron descontratados 23 por orden que dio el gobernador de Canindeyú, remarcó. En enero de cada año renovaban los contratos de los profesionales, que vencían el 30 de diciembre. Sin embargo, este año se realizó un recorte sin tener una explicación.

La institucionalidad del ministerio están en juego, indicó el ex funcionario del MAG. Aseguró que el gobernador se está inmiscuyendo en los asuntos internos de la institución. “Estamos reclamando nuestros derechos como trabajadores y funcionarios públicos porque son violentados”, explicó.

Cairé también sostuvo que ellos no están sometidos a la mafia y cúpula política de este gobierno y que por esa razón el gobernador del movimiento Colorado Añetete ordenó al gerente del ministerio la desvinculación automáticamente.

“No queremos que la institución del Estado se politice, la defendemos”, agregó. Aclaró que los profesionales no responden a ningún movimiento político. “Somos profesionales y cumplimos nuestro rol como técnicos, estamos sirviendo con nuestra labor como dicta la carta orgánica del MAG”, agregó.

Exigen la presencia del ministro de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, u otras autoridades para iniciar una mesa de diálogo. Finalmente, dijo que van a seguir resistiendo en las oficinas del CDA. “Continuaremos con esta medida de fuerza hasta que un representante se manifieste”, afirmó.