Brigitte Fuzellier, ex directora de la fundación Kolping Paraguay, quien denunció una supuesta rosca corrupta en la que estarían envueltas autoridades de la mencionada institución y el abogado Guillermo Duarte Cacavelos, representante legal, fue nuevamente imputada, a pesar de haber sido declarada inocente en junio del año pasado (2018). El delito por el cual se le acusa es supuesta denuncia falsa por las declaraciones hechas a este medio en marzo pasado.

Lo llamativo del caso es que el fiscal que presentó la imputación, Nelson Ruiz, no la llamó previamente para una declaración. Solo contó con los testimonios de los testigos presentados por Kolping en carácter de denunciante y estos fueron el actual director de la institución, Olaf von Brandenstein, la perito Vilma Maura Vera y el auditor Guillermo Lezcano Claude.

Todos ellos estuvieron directamente involucrados en la causa de la que Fuzellier fue absuelta y, según testimonios de la afectada, esta nueva imputación formaría parte de una persecución que hace varios años ya habían iniciado en su contra, más aún teniendo en cuenta que tras su denuncia salieron a la luz todas las supuestas irregularidades dentro de la institución y de la cual los ahora testigos también habrían formado parte.

Otra de la hipótesis es que Duarte Cacavelos habría utilizado sus influencias en el Poder Judicial para facilitar la imputación, atendiendo a que ella ni siquiera fue notificada de la denuncia. El abogado ya tiene antecedentes de este tipo, ya que meses atrás su nombre saltó entre los audios filtrados en el que mencionaban a jueces, fiscales, abogados y políticos que hacían uso y abuso de la justicia.

Cuando La Nación publicó la denuncia de supuestas malversaciones dentro de la fundación, Duarte Cacavelos, quien era candidato a senador por el Partido Democrático Progresista (PDP), inmediatamente renunció a su candidatura, alegando que se retiraba porque tiene una obligación primordial, la de defender los intereses de los terceros a quienes representa como abogado.

Otro dato que menciona Fuzzellier es que el fiscal Ruiz ya es conocido en el ambiente por “blanquear” a políticos y sus secuaces. Uno de los casos muy sonados es el del diputado José María Ibáñez y su esposa Lorena Plabst, quienes fueron absueltos por el caso “caseros de oro” a pesar de haber reconocido su delito.

Ruiz también solicitó el sobreseimiento provisional de Miguel Carvallo, conocido como el “mecánico de oro” y amigo de Víctor Bogado, además de otras causas muy cuestionadas. Intentamos comunicarnos con el fiscal, pero manifestó que está de vacaciones y no tiene los antecedentes a mano. Esta semana estaría dando los detalles.

Se enteró por Twitter

Fuzzellier manifestó que se enteró de esta nueva imputación a través del Twitter de Duarte Cacavelos. El abogado publicó el acta del Ministerio Público, pero ella ni si quiera fue notificada. En pocas palabras, la privaron de todos sus derechos.

Actualmente, la causa está a cargo de la jueza Lici Teresita Sánchez, quien la convocó para este miércoles 16 de enero para su audiencia.