“Él no participó de la habili­tación de la cuenta por una cuestión de procedimiento”, declaró ayer a La Nación la ministra de Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Sepre­lad), al referirse a su marido Miguel Ángel Rodríguez, quien en el 2011 ocupó car­gos gerenciales en el Banco Nacional de Fomento (BNF), época en que se habilitó la pri­mera cuenta del empresario Darío Messer, investigado por lavado de dinero.

“Mi esposo, en primer lugar, se quedó sor­prendido por la noticia, por­que ni siquiera le registra en la mente a (Darío) Messer, pero lo que hizo fue averi­guar con el Banco Nacional de Fomento; efectivamente, él no participó de la habili­tación de la cuenta (de Darío Messer) por una cuestión de procedimiento, porque eso no llega hasta un director, y si la cuenta se abrió en Ciudad del Este, eso llega hasta el gerente de Ciudad del Este… y ni tam­poco la transferencia, por una cuestión de procedimiento. O sea, ni Messer ni otro”, sos­tuvo González.

La ministra de la Seprelad se encuentra participando de un congreso en el Ecuador, según confirmaron funcionarios de la institución del círculo cer­cano de González, a través de quienes pudimos hacer un breve contacto telefónico. Llama la atención que sea González quien haga la acla­ración y no el afectado directo.

Carlos Pereira, ministro de la Secretaría Técnica de Pla­nificación (STP) y ex presi­dente del Banco Nacional de Fomento (BNF), confirmó el jueves 6 último a medios del Grupo Nación que las cuen­tas de Darío Messer, quien actualmente se encuentra prófugo de la Justicia, fue­ron abiertas en el 2011 y en el 2013 durante los gobiernos de Fernando Lugo y Federico Franco, específicamente.

“La Nación lo que puede hacer es pedir información al Banco Nacional de Fomento”, sugirió, para luego añadir que su marido “no tiene ningún problema en acudir al Con­greso si es llamado”, al refe­rirse a las convocatorias que vienen haciendo de la Comi­sión Bicameral que indaga sobre sospechas de lavado de dinero del empresario Mes­ser. “Él no tiene nada que esconder, y verdaderamente ni le registra a Messer en su mente”, insistió la ministra.

“Lo que sí está averiguando (su esposo) es si efectiva­mente en esa época él fue director comercial, por una cuestión nada más para saber, porque él estuvo en tantos cargos, y director comercial no fue mucho tiempo; entonces, está viendo si en ese período qué cargo tenía en el Banco Nacional de Fomento. Pero como te digo, es una cuestión de procedimiento, es como en las reglas sobre el rango de quién tiene la responsabi­lidad por los tipos de opera­ciones”, expresó finalmente, ante nuestras consultas.

LO QUE DIJO PEREIRA

El ex presidente del BNF, Carlos Pereira, indicó que “las cuentas (de Messer) fue­ron habilitadas en el mes de agosto del 2011 en la sucur­sal de Ciudad del Este, la del señor Messer y de la empresa Chai SA. La segunda empresa es la que se habilitó en el mes de mayo del 2013”, señaló durante una entrevista con la 970 AM.