El presidente del Congreso Nacional, Silvio Ovelar, per­teneciente al sector de Colo­rado Añetete, indicó ayer que “no recuerda el monto total” del costo de los pasa­jes destinados a sus colegas Rodolfo Friedmann y Óscar “Cachito” Salomón, quienes viajaron a Italia para reu­nirse con el papa Francisco en el Vaticano.

Ambos parlamentarios, en compañía de sus esposas, integraron la comitiva ofi­cial del jefe de Estado Mario Abdo Benítez. Al respecto, Ovelar indicó que la desig­nación de ambos abdistas surgió con la finalidad de obtener “beneficios parla­mentarios”, pero el congre­sista no supo explicar cuá­les serían los servicios que ambos podrían aportar tras su viaje.

“El Senado tuvo siempre la costumbre de pagar los pasa­jes de senadores que acom­pañan la comitiva presiden­cial por la razón de que se ha creído que las relaciones que se dan de carácter oficial pueden beneficiar al Con­greso para relaciones futu­ras, pregunten a ellos cuáles serían. Cachito y Rodolfito no necesitan abogados. No recuerdo el monto total del costo de los pasajes”, sostuvo el colorado.