El gobierno de la República de Argentina, encabezado por Mauricio Macri, iniciará el pago de deudas a Paraguay a partir del mes de diciembre de este año por la cesión de energía eléctrica. El compromiso se dio durante una reunión entre el director paraguayo, Nicanor Duarte Frutos, y el secretario de Energía de la República Argentina, Javier Iguacel, el pasado viernes en Buenos Aires.

En este sentido, el compromiso del gobierno argentino es de hacer un pago inicial de US$ 30 millones en diciembre de este año y de regularizar mensualmente la deuda restante durante el 2019, que será de US$ 70 millones. Este pago, de US$ 30 millones de la deuda argentina por cesión de energía, irá al Tesoro Nacional, es decir, al Ministerio de Hacienda.

A finales del mes de agosto, Duarte Frutos ya había reclamado al director de la EBY del lado argentino, Martín Goerling, en la primera reunión entre ambos directores, el pago de esta deuda. “Exigimos el cobro como corresponde para llevar adelante los proyectos ya en ejecución y también los que se iniciarán con este gobierno”, dijo el director paraguayo en ese momento.

Por otra parte, Duarte Frutos también conversó con el secretario de Energía argentino sobre la deuda del vecino país con la entidad, de unos US$ 100 millones, que corresponde a la compra de energía. De esta suma, el 50% pertenece al Paraguay y el otro 50% al gobierno argentino, es decir, US$ 50 millones para cada gobierno.

En ese sentido, Iguacel expresó que la Argentina abonará US$ 50 millones al mes de diciembre del 2018 a la Entidad Binacional Yacyretá, correspondiéndole a la margen derecha percibir US$ 25 millones. En este caso, el gobierno argentino se comprometió a regularizar el resto de la deuda en el 2019. Este compromiso también fue anunciado por el director del lado paraguayo, Duarte Frutos.