El crecimiento económico sufre una desaceleración a partir de inicios del segundo semestre de este año como consecuencia de factores internos y externos y el Banco Central del Paraguay (BCP) va a tener que revisar sus proyecciones, afirmó el ex ministro de Hacienda Santiago Peña.

“Estoy mirando con cautela. El primer semestre vino con números muy alentadores y el Banco Central hablaba de un crecimiento de 4,7% y en los últimos meses se han tenido algunos números que son menos alentadores. De hecho, creo que el Banco Central va a tener que hacer una revisión de su proyección de crecimiento para este año con base en lo que ha sido este inicio del tercer trimestre”, expresó a radio Ñandutí.

Peña, economista y también ex precandidato a la Presidencia de la República, explicó que hay una combinación de factores que influyen negativamente en la economía local. Mencionó que en momentos de una transición, como el inicio de un nuevo gobierno, se produce una incertidumbre en los actores económicos, lo cual tiene consecuencias en el grado de inversión.

“A nivel internacional, creo que hay más preocupación. Esta semana se hizo la reunión del Fondo Monetario Internacional (FMI), en la que se dieron a conocer las perspectivas a nivel regional y son bastante menos alentadoras de lo que estábamos esperando. Esto tiene un impacto en Brasil y en Argentina, principalmente, en el comercio de frontera, que es muy permeable”, manifestó.

Recordó que esta situación siempre se ha experimentado, pero que en los últimos años el país consiguió atenuar los efectos negativos. “La virtud que tuvimos hace algunos años es que el Paraguay pudo aislarse. Nunca puede aislarse completamente, pero el impacto ha sido menor. Durante la crisis del Brasil, el Paraguay siguió creciendo a tasas superiores, incluso a todos los países de la región”, precisó.

También dio algunas recomendaciones para que el nivel de crecimiento pueda mantenerse en este último trimestre del año. Hay que cuidar lo que se ha hecho bien en términos de política fiscal, política monetaria, pero se tiene que hacer más. “Tenemos que avanzar en reformas estructurales, tenemos que seguir haciendo muchas tareas pendientes que nos quedan como país”, expresó.