En medio de muestras de dolor de familiares, amigos y de dirigentes y parlamentarios del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) –entre ellos el titular del Directorio, Efraín Alegre– despidieron ayer como un "héroe" a Rodrigo Quintana (25), presidente de la JLRA de la Colmena de Paraguarí.

El féretro fue recibido a la mañana por varios dirigentes y luego de ser velado en la sede partidaria fue trasladado a su ciudad, donde será sepultado hoy. En conferencia de prensa, autoridades liberales anunciaron que no descansarán hasta que se haga justicia.

"La sangre de Rodrigo es por honrar a nuestra patria. Sacrificó su vida, el bien más preciado que tenemos, por el bien de nuestra democracia, para que tengamos una verdadera libertad en el Paraguay y exhorto a los jóvenes a que no se amilanen ante esta amenaza", dijo el diputado Olimpio Rojas.

El titular de los liberales expresó palabras de aliento a los padres del joven. "Quiero decir a los padres de Rodrigo que no hay palabras que puedan traerles paz por la pérdida de un hijo de 25 años, universitario y presidente de los jóvenes liberales", dijo Alegre.

Relató que "(Los jóvenes) vinieron a resguardarse al partido, vinieron a resguardarse en la casa de los liberales, estaba mi hijo también. Y todos los jóvenes cerraron las puertas del partido, la trancaron y a las 00:30 los criminales rompieron la puerta, entraron a balazos y mataron a Rodrigo", manifestó.

Del velatorio también participaron presidentes de otros partidos y legisladores, como los diputados Ricardo González, del Partido Encuentro Nacional (PEN), y Rocío Casco, de Avanza País; la presidenta del Partido Revolucionario Febrerista (PRF), entre otros, quienes también expresaron unas palabras.

El cuerpo de Rodrigo será enterrado finalmente hoy en el cementerio la Colmena, ubicado en el departamento de Paraguarí. El viernes de madrugada, un grupo de policías ingresó al local liberal reduciendo a más de 100 personas, incluyendo a autoridades.