“El 2023 es con ‘Santi’”, esta frase no la dijo Horacio Cartes, ni Pedro Alliana, ni Juan Car­los Baruja, ni Fernando “Pato” Ojeda, ni Raúl Lato­rre. No la lanzó ningún polí­tico de Honor Colorado, corresponde al presidente del PLRA, precandidato a presidente de la República y procesado por facturas fal­sas, Efraín Alegre. Alguien que abiertamente juega con el Gobierno en todos los campos posibles, es el aliado principal de Mario Abdo Benítez, junto con el PDP y algunos pseu­doopositores más.

Gente como el mismo Ale­gre, Desireé Masi, “Rafa” Filizzola y otros más fueron férreos luchadores contra la dictadura de Alfredo Stroess­ner que literalmente azotó a los paraguayos durante 35 años. Hoy, todos ellos están alineados al gobierno neoes­tronista de Abdo Benítez y Hugo Velázquez, los mismos que lideran la persecución política más sangrienta lle­vada a cabo durante toda la era democrática contra otro movimiento interno de la ANR y todo el grupo empre­sarial de su principal líder. Si Abdo Benítez y Hugo Veláz­quez pudiesen cerrar todos los medios del Grupo Nación Media hoy mismo; así como lo hizo Stroessner con Abc y Ñandutí, o enviar a una patota a atropellar nues­tros medios para que hagan una nueva versión de la noche de los cristales rotos, lo harían sin dudar.

Si este Gobierno pudiese apre­sar a nuestros periodistas y enviarlos a las mazmorras de la dictadura, a los que con valentía y coraje se animan a seguir publicando hechos de corrupción de parte de altos funcionarios del oficialismo, siendo de hecho el único grupo de medios que cum­ple con la tarea de exponer y contarles a los ciudadanos cómo se entregó la Dimabel, las vinculaciones del vice­presidente de la República con altos cuadros del grupo terrorista Hezbolá, el vito que están haciendo en Petropar para financiar el pautaje de entrevistas a candidatos ofi­cialistas en medios afines al Gobierno, solo por citar algunos ejemplos, lo haría sin duda alguna. O tal vez lo estén pensando, por­que definitivamente la idea no les desagrada.

Si todo esto llegase a pasar, muchos de los que hoy se presentan como opositores, aplaudirían las medidas, todo sea por allanar el camino para una eventual derrota de la ANR. En efecto, en alguna medida ya está pasando, si se toma en cuenta la inmi­sericorde persecución a la industria tabacalera nacio­nal, y a muchos otros rubros en los cuales el Grupo Car­tes tiene inversiones. Mario Abdo y Hugo Velázquez saben que pierden la interna, los pseudo opositores saben que “Santi” Peña y Pedro Alliana serán los adversarios a vencer en el 2023, y por consiguiente unen fuerzas para intentar golpear y perseguir con todas las armas posibles (incluso las que están por fuera de la ley) a todo aquello que repre­sente Honor Colorado o el grupo empresarial de su líder.

¿Por qué gran parte de la opo­sición aplaudiría tales medi­das y se suma a la persecución de estilo estronista? Pues es sencillo, Efraín y la oposi­ción saben que lo mejor que les puede pasar es que Hugo Velázquez gane la interna colorada porque en todos los escenarios eso sería una llave de acceso directo al Palacio de López. La caída de la ANR estaría asegurada y eso Mario Abdo lo sabe, pero su anticar­tismo es mucho más fuerte que el coloradismo que dice tener.

Si Abdo Benítez y Hugo Velázquez pudiesen cerrar todos los medios del Grupo Nación Media hoy mismo, así como lo hizo Stroessner con Abc y Ñandutí, lo harían sin dudar.

Efraín y la oposición saben que lo mejor que les puede pasar es que Hugo Velázquez gane la interna colorada porque en todos los escenarios eso sería una llave de acceso directo al Palacio de López.

Dejanos tu comentario