Para mañana lunes a las 14:00 se encuentra programada la sesión extraordinaria en la Cámara de Diputados, donde se debe dar seguimiento al análisis del libelo acusatorio que busca someter a un juicio político a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez. Con esta sesión se sumarían seis las que ya se desarrollaron en medio de incidentes y cuartos intermedios.

La última sesión convocada debió ser suspendida y se declaró otro cuarto intermedio a raíz de un cruce verbal entre diputadas. El incidente se desencadenó cuando una de las legisladoras a favor del juicio político vertió opiniones peyorativas hacia dos de sus colegas mujeres. En esa oportunidad ya se debían analizar los últimos puntos del libelo acusatorio y proceder a la votación a favor o en contra del mismo, pero no se pudo proseguir.

Los legisladores que se encuentran en contra del juicio político manifestaron que este tipo de comportamientos y discursos, aparte de ser un ataque innecesario, son también un mecanismo para retrasar la votación, pues hasta ese momento los impulsores del pedido de destitución de la fiscal general del Estado aún no contaban con los votos necesarios.

Lee también: Dionisio Amarilla: “Alegre es un dinamitador de proyectos”

El análisis del libelo acusatorio contra Sandra Quiñónez generó un hartazgo demostrado por la ciudadanía, ya que mientras los legisladores se encuentran enfocados en la aprobación o rechazo del mismo, se están dejando de lado temas de interés que afectan a los ciudadanos de manera mucho más directa como la inflación, el elevado costo del combustible, entre otros. Los diputados que se encuentran en contra de dar vía libre al juicio reiteraron en varias ocasiones que esto no solo afecta a la imagen país a nivel internacional, sino que también al paraguayo común.

Es importante remarcar que muchos de los puntos que se incluyeron nuevamente en el actual libelo acusatorio ya fueron rechazados hace seis meses, cuando también se hizo lugar a un pedido de juicio contra Quiñónez. Cabe destacar que con esta nueva solicitud los parlamentarios se encuentran forzando un proceso que por reglamento no se puede dar hasta pasado un año de la última vez en que se recurrió a la herramienta de juicio político.

Los diputados que se encuentran en contra del enjuiciamiento de Quiñónez afirmaron que seguirán pidiendo el tratamiento de este pedido hasta que se den los votos y se pueda finiquitar este asunto. Recordemos que para aprobar el juicio político se necesitan 53 votos o dos tercios de los presentes.

Te puede interesar: Otros sectores del FG también analizan su permanencia en la Concertación

Dejanos tu comentario