El diputado Miguel Cuevas manifestó este viernes que es inocente y que las denuncias en su contra se dieron porque le ganó en las elecciones a “todos los politiqueros de Paraguarí”. Destacó que “nunca tocó un alfiler”.

“Vamos a ver, hay que aceptar las reglas de juego, pero estoy seguro que soy inocente. Nunca he tocado un alfiler y vamos a demostrar con todos los documentos”, dijo el legislador a los medios de prensa.

Sostuvo que las denuncias en su contra y de su familia forma parte de una persecución porque le ganó a todos los “politiqueros” en el departamento de Paraguarí. Insistió en que es inocente y que no robó dinero en los diferentes cargos electivos que ocupó.

Indicó que se habló de una propiedad de 14 hectáreas que está a su nombre, pero “la realidad es distinta” y acusó al Ministerio Público de haber realizado peritajes equivocados. Señaló que no tiene nada en contra del fiscal de la causa porque “se puede equivocar”.

El fiscal Luis Piñánez imputó y solicitó prisión para Cuevas por enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias y declaración falsa. Un total de G. 1.705 millones no podría justificar.

Según la imputación, la Fiscalía verificó la cuantía de ingresos que recibió Cuevas en el período investigado del 2009 al 2019, lo que arrojó como resultado la suma de G. 5.734.307.036. Que no podría justificar como percibido de forma legal.