En el Congreso Nacional fueron instalados relojes biométricos “antiplanilleros”. Ni bien fueron puestos, algunos funcionarios ya solicitaron no marcar entrada ni salida a través de sus “padrinos”.

Mediante notas dirigidas al presidente del Senado Blas Llano, los legisladores solicitaron la exoneración de la marcación “sine die”, es decir sin límites, para las personas que trabajan con ellos.

La abogada Basilisa Vázquez, asesora jurídica de la Cámara de Senadores, indicó que muchos de los funcionarios faltan constantemente y que incluso algunos se ausentan por 90 días, lo que es calificado como abandono de cargo.

La abogada Basilisa Vázquez, asesora jurídica de la Cámara de Senadores. Foto: Francisca Pereira.
La abogada Basilisa Vázquez, asesora jurídica de la Cámara de Senadores. Foto: Francisca Pereira.

Con respecto a los permisos para no marcar, manifestó que se estaría otorgando solo a pedido de los legisladores y será solo dos funcionarios por cada senador, quien se hace responsable de la persona en cuestión. Señaló que generalmente son choferes y asistentes personales quienes solicitan la exoneración y deberán presentar cada mes el informe de sus actividades.

Por otra parte, Vázquez informó que la Asesoría del Congreso inició sumario a unos 38 funcionarios cuyas faltas de asistencia al trabajo eran reiterativas. Dijo que lo más probable es que sean cesados de sus funciones. En ese sentido, indicó que unos 40 expedientes de sumarios están próximos a culminar.

Resaltó que la mayoría de los sumariados son funcionarios permanentes con mayores faltas que los contratados, con salarios que superan los Gs. 5 millones.