El senador colorado Sergio Godoy indicó que el tope a 3% del déficit fiscal del Producto Interno Bruto (PIB), solicitado por el Ejecutivo, es para blanquear una situación y un despilfarro que fue a gastos corrientes.

“Este tope se pretende validar, para blanquear una situación y un despilfarro que fue a gastos corrientes”, sentenció durante su alocución sobre el tratamiento del proyecto de Ley que autoriza al Poder Ejecutivo elevar el déficit fiscal como medida excepcional.

Por otra parte, calificó de ‘indebatibles’, el argumento sostenido tanto por sus colegas Juan Carlos Galaverna, Patrick Kemper y Salyn Buzarquis, quienes aseguraron que el aumento solicitado es para inversión de obras y que las mismas serán beneficiosas para nuestra economía.

"Consiste justamente esta posibilidad de hacer el tope fiscal, en un momento de crisis económica siendo que el Estado interviene la economía porque los factores del sector privado están contraídos. Generalmente están contraídos por desconfianza ante el Gobierno de turno”, sentenció Godoy.

“Le decía al colega Rasmussen, que tal si este déficit que hoy se quiere elevar al 3%, es para tapar que el déficit que ya está en 2,3 lo que sería el 0.8% del PIB, equivalentes a unos 330.000.000 millones dólares usufructuados de más en gastos corrientes, según la información que se nos filtró”, subrayó.

El senador además respondió a “Calé”, quien cuestionó el porqué la bancada de Honor Colorado cambió de opinión en cuanto a apoyar el 2% del tope y no 3% como habían apoyado anteriormente.

Según Godoy, la bancada de HC cambio de postura porque el dinero que pide el Ejecutivo no es para obras públicas. “No es que en un mes se va a ejecutar 400.000 millones de dólares en obras públicas, sino que es para blanquear".

Y que incluso ya se ha sobrepasado el tope del 2%. “¿Qué va a representar? Un incumplimiento por parte del Ministro de Hacienda, lo que le acarrea el mal desempeño de funciones, abriéndole la posibilidad de un juicio político”, concluyó.