El senador Sergio Godoy manifestó que lo sucedido este miércoles, emboscada a un móvil penitenciario, fue una entrega del comisario Félix Ferrari, quien perdió la vida en la balacera. Consideró que el ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, debe ser interpelado.

“Mis pésames para la familia y toda la institución policial. Esto fue una entrega de un uniformado, se lo sometió y se lo expuso a la muerte por una desidia”, declaró el legislador de Honor Colorado durante la sesión.

Sostuvo que si el Ministerio Público quiere, puede confirmar en la investigación que fue una entrega y la existencia de hechos de corrupción en el procedimiento para el traslado del jefe narco, Teófilo Samudio, alias Samura, desde la cárcel de Emboscada hasta el Poder Judicial y viceversa.

Indicó que la entrega de un alto funcionario de la cúpula policial “cuanto menos” lo que hace es desmoralizar toda la tropa, de por si vilipendiada por el propio ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, a quien acusó también de tratar a los uniformados como cómplices de delincuentes.

“No podemos tener estas autoridades para la seguridad pública. El incidente fue en la vía pública ¿A cargo de quién está la seguridad interna? El comandante de la Policía, se le hizo correr, pero el ministro del Interior sigue. Dada la magnitud del problema, amerita la interpelación del ministro del Interior”, agregó.

El presunto jefe narco, Teófilo Samudio, fue rescatado en la zona de la costanera norte de Asunción tras una balacera entre delincuentes y policías. El tiroteo dejó un comisario muerto, se trata de Félix Ferrari. Otro uniformado y un guardiacárcel también sufrieron lesiones, pero están fuera de peligro.