El senador Enrique Riera denunció este jueves que en el sector de los taxistas se mueve mucho dinero, chantaje y extorsiones. Cuestionó al presidente de la Asociación de Profesionales Taxistas de Asunción (APTA), Arístides Morales, por mantener bajo una dictadura a los agremiados.

“Este es un tema muy complejo. Los taxistas están bajo la dictadura de la APTA, dirigida por (Aristides) Morales hace más de 10 años. Tiene sometido con un gran movimiento de dinero a miles de taxistas. Se mueve mucho dinero, chantajes y presiones”, dijo el legislador, en comunicación con la 970 AM.

Sostuvo que las paradas de los taxistas son públicas pero se venden. El sistema de comunicación del gremio también está tarifado y si un trabajador no está dentro de ella, no recibe llamadas y ante esto merma la cantidad de potenciales clientes.

Indicó que hay personas que no son taxistas pero tiene cuatro o más vehículos con un chofer cada uno. Cuestionó a los dueños de los autos ya que son los que se quedan con gran parte de la recaudación y los trabajadores con una suma ínfima.

“Esta dictadura no se ha podido destituir hace mucho tiempo porque tiene apoyo político. Hay denuncias en la Fiscalía, hubo huelga de hambre. Manejan fortuna y en algún momento dado hay que contar la verdad”, agregó el senador colorado.

Desde hace un par de días los taxistas mantienen movilizaciones en diferentes puntos como Mariano Roque Alonso y Asunción, ante el ingreso de las aplicaciones de Uber y MUV al país. Este miércoles, en la Junta Municipal de Asunción, los del enjambre amarillo trataron de inhumanos a los trabajadores de prensa e hicieron loas al autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El gremio considera que las aplicaciones trabajan de forma ilegal, que la competencia es desleal y que sus derechos están siendo avasallados. Los taxistas no querían que las plataformas de Uber y MUV estén en la Expo de Mariano Roque Alonso.