La diputada Celeste Amarilla planteará la pérdida de investidura de sus colegas Carlos Portillo, Ulises Quintana y Tomás Rivas. Destacó que las causales contra los tres legisladores continúan y ante esta situación corresponde solicitar la destitución.

“Yo creo que corresponde solicitar al pérdida de investidura de Portillo, Tomás Rivas y Ulises Quintana. Los tres tienen causales en diferentes estadíos procesales y yo creo que amerita que ya salgan y vengan los suplentes”, dijo Amarilla en comunicación con la 970 AM.

Sostuvo que lo ideal es que la Cámara de Diputados trabaje en lo que corresponde en estos cuatro años que quedan del periodo parlamentario. En el caso de Ulises Quintana explicó que no correspondía el permiso otorgado en su momento ya que debía perder su investidura.

Indicó que se planteó la destitución de Quintana pero que él se adelantó a sus colegas al pedir permiso a fin de someterse a la justicia por el proceso en su contra y el pleno de la Cámara Baja ni llegó a tratar la pérdida de investidura. A su criterio, los diputados pueden pedir permiso pero no para ir a la cárcel.

“Es absolutamente ridículo pedir permiso para irme preso. Los permisos existen para casos de enfermedad como cualquier trabajo, pero a tu patrón no podés pedir permiso parta ir preso, es ridículo. En su momento no se trató la pérdida de investidura, ahora sí se puede tratar. Voy a ver si consigo firmas para pedir de los tres ya de una vez”, agregó.

Carlos Portillo enfrenta un proceso judicial por presunto tráfico de influencia y otros delitos como cohecho pasivo agravado, soborno y asociación criminal. El caso tomó estado público tras conocerse varios audios sobre la supuesta intromisión política en tribunales de Alto Paraná.

Tomás Rivas es investigado por la Fiscalía supuestamente por pagar a sus empleados particulares con dinero del Estado. Presumiblemente estos hombres figuraban como funcionarios de la Cámara de Diputados, pero sin ejercer ningún trabajo en la institución.

En la causa están imputados Lucio Romero, Reinaldo Chaparro y Nery Franco González, por los ilícitos de hechos punibles de estafa, cobro indebido de honorarios y expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso.

Ulises Quintana fue procesado por su supuesto vínculo con el sonado caso “Berilo". Lo acusan de formar parte de un esquema del presunto narcotraficante Reinaldo Cabaña, alias Cucho. Este miércoles asumió nuevamente su banca en la Cámara Baja.