El ex chofer y uno de los denunciantes del caso del presidente de la Cámara de Diputados, Ulises Florentín, manifestó este viernes que Miguel Cuevas es una persona conocida por maltratar a la gente y que se hizo una casa de tres pisos de la noche a la mañana en la ciudad de Sapucái, departamento de Paraguarí, donde todos conocen al legislador como el “humilde zapatero” que fue en su momento.

“Probablemente este sinvergüenza va a salir a decir nuevamente que siempre tuvo dinero, lo cual es una mentira. Hace ostentación y una demostración asquerosa de todo lo que consiguió mediante cargos públicos. De la noche a la mañana se hizo una casa de tres pisos”, dijo Florentín, en comunicación con la 970 AM.

Sostuvo que el presidente de la Cámara de Diputados va a decir en los medios que siempre tuvo dinero, a pesar de que todos su vecinos lo conocen como el humilde zapatero antes de incursionar en la política y tener un acelerado crecimiento económico, que hasta ahora es de dudoso origen.

“Hollywood”

Indicó que Miguel Cuevas, a poco de asumir como gobernador del departamento de Paraguarí, construyó su casa de tres pisos, con piscina, quincho y una muralla que cubre toda la dimensión de su vivienda. Destacó que cuando uno pasa por las inmediaciones de las estancias del legislador, se siente como en “Hollywood” por las majestuosas construcciones.

“Es una persona que maltrata a la gente, una persona soberbia, prepotente. Ahora debe responder por todo lo que hizo y ojalá el trabajo de la Fiscalía dé sus frutos y que se cumplan las palabras del presidente de la República, que caiga quien caiga”, agregó el ex trabajador de Cuevas.

Este viernes fue allanado por el Ministerio Público un establecimiento ganadero del presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas, quien es por los supuestos hechos de enriquecimiento ilícito, lesión de confianza y cobro indebido de honorarios de la esposa del mismo.

La Fiscalía detectó un total de 14 inmuebles que pertenecen al legislador, tras acceder a su declaración jurada de bienes. La fiscal Irma Llano encabeza el operativo en la estancia del legislador.