Este jueves el Senado aprobó el proyecto de ley, que indica que las empleadas domésticas deben cobrar el 100% del sueldo mínimo, situación que generó opiniones dispares. Por un lado, están los que celebran que al fin las trabajadoras tendrán un salario digno. Sin embargo, otros advierten que esto podría generar varios desempleos, debido a que ya no alcanzaría el dinero para pagarles, ya que la mayoría de las personas que contratan los servicios de las empleadas domésticas perciben el mismo sueldo.

Al respecto, el senador Enrique Riera, quien fue uno de los estuvo a favor del aumento salarial para las trabajadoras, indicó para Radio La Unión, que la aprobación por el salario mínimo para las empleadas domésticas es un avance dentro de una cuestión social.

“Pero me era indefendible que ganen menos quienes cuidan lo que más queremos. Siempre me pregunto que hubiera sido de mis hijos mientras yo estaba recorriendo haciendo campañas políticas, sin la presencia de una empleada doméstica. Ellas se separan de sus seres queridos para estar con los nuestros, vienen del interior y eso tiene un costo monetario. Me parece justo de que se haga el esfuerzo de repartir mejor la torta”, subrayó.

Justicia social

Sostuvo que cuando se toma una decisión se evalúa el pro y el contra, las ventajas y desventajas. “En mi decisión hubo claramente una cuestión de justicia social, una cuestión de derechos conquistados, porque si no tenemos capacidad de pagarles lo que ellas se merecen, ellas están condenadas a cobrar menos. Yo tengo una visión optimista, quiero que la clase media pueda pagarle un salario mínimo”, explicó.

Reiteró que esta decisión tiene sus pro y sus contras, ya que podría generar, o más desempleo o más informalidad. Como también es consciente que podría generar un impacto, ya que si una persona tenía dos empleadas, ahora solo se quedaría con una, debido al aumento de salario.

“Porque entre la necesidad de trabajar de una empleada y la poca posibilidad de pago de un patrón que gana poco, quizás se haga un acuerdo no escrito y le dice firmame un recibo por el total, porque si me cae un inspector tendría problemas, ya que a parte ya te pago IPS, consumís lo que hay en la casa, le cuidamos a tu hijo o le pagamos la cuota, útiles, etc", agregó.

Finalmente, manifestó que aspira a que el Paraguay, tenga las condiciones para que todas los que deseen puedan tener un apoyo doméstico, cosa que también ira terminando, ya que normalmente las parejas jóvenes comparten los quehaceres de la casa.