Mario Abdo Benítez, presidente de la República, instruyó a sus secretarios la pronta confección de un protocolo que acelere la disposición de los bienes incautados al crimen organizado en favor de la ciudadanía. Hay cerca de 500 vehículos, 500 inmuebles y todo tipo de pertenencias que pueden ser utilizadas por el Estado.

Así informó Sergio Coscia, procurador general de la República, tras reunirse en el Palacio de López este lunes con el Jefe de Estado y con encargados de la Fiscalía, Dirección Nacional de Aduanas y de la Secretaria Nacional de Bienes Incautados y Comisados (Senabico).

“El presidente expresó su preocupación porque existen bienes que bajo distintas figuras son incautados al crimen organizado pero que hasta ahora no se le da el uso correspondiente por cuestiones burocráticas”, explicó el asesor jurídico de la Presidencia.

Coscia destacó que la instrucción de Abdo Benítez es la creación de mecanismos para que los bienes decomisados y todo lo que provenga del crimen, sean puestos a disposición de la ciudadanía lo antes posible. “Realizaremos un protocolo entre las instituciones, ya para fin de mes tendríamos el plan”, acotó

El procurador detalló que no maneja números exactos sobre la disponibilidad de bienes pero presentó algunas cifras aproximadas. “Se tienen más de 500 inmuebles, más de 500 vehículos (entre automotores, helicópteros, avionetas y vehículos acuáticos), armamento y otros”, mencionó.

Coscia reconoció que el Estado debe esperar hasta que los casos de criminales tengan una condena judicial firme y ejecutoriada para disponer totalmente del bien incautado. No obstante, resaltó que existen figuras como el comiso especial o el autónomo, que permiten utilizar temporalmente un bien hasta que se tenga una condena.

En el caso de vehículos lujosos que fueron incautados a narcos, como el caso del Lamborghini Gallardo del supuesto capo narco Reinaldo “Cucho” Cabaña, expresó que se verá la posibilidad de poner a disposición de alguna institución mientras tanto. En caso de no ser posible, se buscará monetizar el bien (venta) y destinar el dinero a la arcas del Estado.

“Debemos demostrarle al crimen organizado que esta es una pelea dura y seria, que le vamos a quitar sus bienes y que usaremos a favor de la ciudadanía”, concluyó.