La Cámara de Senadores aprobó el aumento de pensión graciable para el músico Amado Villalba Franco, sin percatarse que el hombre ya falleció el pasado 27 de agosto. Le incrementaron de 500.000 guaraníes a G. 1.000.000, que ya cobraba por su aporte a la cultura paraguaya. Igualmente, la ley fue sancionada y pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto.

El proyecto fue presentado por la diputada Esmérita Sánchez y el ahora exlegislador Juan Bartolomé Ramírez, cuando el artista se encontraba en un estado grave de salud a causa de una dolencia renal.

El senador Dionisio Amarilla fue avisado del error como presidente de la Comisión de Hacienda y pidió que se tenga en cuenta que Villalba Franco ya falleció y que tal situación sea comunicado al Ejecutivo.

Recordemos que la diputada Celeste Amarilla cuestionó el aumento de la pensión del compatriota, durante su tratamiento en la Cámara Baja el pasado 22 de agosto. “Resulta que existen artistas que recibieron sendas pensiones después de pasarse la vida guitarreando, cantando y chupando”, fueron las textuales de la legisladora. Días después, coincidentemente se produjo el deceso del músico.

Su hija, Lourdes Villalba, había dicho para el Diario Hoy que “pareciera ser que se quedó triste o a lo mejor es una coincidencia. Después le dijimos que la diputada no se refirió a él como un borracho sino que se generalizó nomás”.

Amado Villalba Franco fue un músico paraguayo, gran exponente de nuestra cultura en la difusión de la música paraguaya.

El mismo era integrante del Dúo Franco-Villalba, que cuenta con una vasta trayectoria en el ámbito cultural del país. En mayo último presentó en la ciudad de Caaguazú el CD Evocando al Dúo Franco Villalba y Los Ruiseñores.

Padecía de varias enfermedades propias a su avanzada edad que lo llevaron a la muerte. Nació en Itacurubí de la Cordillera el 13 de setiembre de 1947, y desde hace varios años residía en la ciudad de Caaguzú.