El apoderado de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Eduardo González, negó este domingo el supuesto plan para desestabilizar al gobierno de Mario Abdo Benítez desde el movimiento Honor Colorado, liderado por el ex jefe de Estado, Horacio Cartes. Lamentó las persecuciones contra la disidencia en la función pública.

“No sé de dónde sacan eso. Honor Colorado siempre fue el movimiento que más aportó y ayudó para que Marito sea presidente. A un mes del Gobierno ya hablan de conspiraciones y los de Añetete deben explicar eso”, dijo González, en comunicación con la 1020 AM.

Sostuvo que el ex presidente de la República pidió un tiempo de descanso luego de culminar su mandado y que actualmente ni siquiera se encuentra en el país y el movimiento Honor Colorado no tiene más reuniones desde hace unos días.

Cuestionó al Gobierno actual porque en época de campaña electoral sus principales adherentes dijeron que iban a “coloradizar” el país, pero en la práctica los de Añetete están más cerca de la oposición y dejan de lado a los de Honor Colorado.

“Están aliados con la oposición y dijeron que iban a coloradizar el país y no lo están haciendo. Fuimos nosotros los que apoyamos a Marito, fuimos nosotros los que buscamos que la Lista 1 ganase de punta a punta”, agregó.

En los últimos días se notaron las diferencias existentes entre los colorados, especialmente entre los referentes de Añetete y Honor Colorado, fue en el acto de aniversario de la ANR, donde asistió el presidente Mario Abdo Benítez, en horas de la mañana. El mismo día fue al departamento de Itapúa y criticó a Cartes por atacar su gestión.

Otro punto fueron las posturas sobre el juramento de Abel González, senador suplente del Partido Liebral, quien asumió en reemplazo de Jorge Oviedo Matto, días pasados, en la Cámara de Senadores.

Los disidentes se retiraron de la sesión del Senado y los oficialistas se quedaron, pese a que no tenían los votos suficientes para que jure Arnaldo Franco, los de Honor Colorado pretendían que los adherentes de Añetete hagan lo mismo como un “gesto político”.