Adherentes a la Organización de Ciudadanos Activos se manifiestan frente a la residencia de la pareja formada por la senadora Desirée Masi (PDP) y Rafael Filizzola (PDP), exministro del Interior de la Era Lugo.

De acuerdo a uno de los manifestantes, buscan que, tanto Masi, como Filizzola, enfrenten juicio oral por hechos de presunta corrupción.

“Que devuelvan el dinero público del que están disfrutando”, se podía leer en uno de los innumerables carteles que portaban los manifestantes.

En comunicación con la radio 970 AM, Fabiola González, expresó que Masi debería renunciar a su curul en el Senado. “No pasa por asumir un robo y devolver el dinero. Es tan corrupta como su esposo Rafael Filizzola, quien debe responder por balas de oro, el dinero para las construcciones de las comisarías y la compra de helicópteros”, disparó.

Ya en plena manifestaación, apareció un hombre portando una cámara filmadora y se mezcló con la multitud, llamando la atención por los primeros planos que hacía de las personas allí reunidas.

Pronto se dijo que se trataba de alguien al servicio de Desirée Masi, un empleado o colaborador que acostumbra filmar las intervenciones de la legisladora.

A gritos, la gente tildó de “infiltrado” al hombre con la filmadora – tal como se hacía con los “pyragues” stronistas – y le exigió que se retire del sitio.

Por respuesta, con un tono marcadamente chileno o rioplatense, el camarógrafo gritó a los manifestantes que estaban “patoteando” e incluso amagó con agredir a un manifestante.

Como ya lo vienen haciendo los manifestantes en este tipo de intervenciones, el frente de la residencia Masi-Filizzola fue “bombardeado” con rollos de papel higiénico.

CUESTIONAMIENTO A DESIRÉE MASI

Uno de los cuestionamientos a la senadora Masi tiene raíces en una maniobra realizada por la misma en febrero del 2011. Cuando eso, la legisladora depositó G 133 millones en una escribanía a nombre del Tribunal Superior de Justicia Electoral, tras saltar que 53 militantes de su partido político eran planilleros en la señalada institución.

Se comentó que la devolución del dinero no habría provenido de recursos personales, sino de dinero que el PDP recibía del Estado en concepto de subsidio.

CRÍTICAS A RAFAEL FILIZZOLA

Ya Rafael Filizzola, ex ministro del Interior durante el Gobierno de Fernando Lugo, la institución a su cargo adquirió leche a G 18.000 el litro y municiones a G 40.500 cada una, cuando el precio de mercado es de tan solo G. 7.000 por unidad.

NOTICIA EN DESARROLLO