La Cámara Alta no dio lugar al proyecto de ley que busca salvaguardar la integridad de las mujeres víctimas de violencia de género contra el agresor.

Por mayoría, senadores rechazaron ley que pretendía instalar un dispositivo electrónico (grilletes o tobillera) de monitoreo a los imputados por violencia doméstica o violencia de género.

La medida pretende que agresores que tengan una prohibición de acercamiento a la víctima, usen obligatoriamente una tobillera electrónica que muestre continuamente su ubicación exacta. Así también, que la policía pueda actuar en tiempo real.

La ley actual contempla medidas de vigilancia con anuencia del juez. El fin del proyecto era el de efectivizar de manera objetiva la normativa vigente. Y comprobar así que los imputados cumplan con las restricciones.

El proyecto de ley impulsado por el diputado liberal Víctor Ríos, propone la modificación de la Ley Contra la Violencia Doméstica. Se trata del artículo 2 de la Ley N° 1600/00 que establece medidas de protección a víctimas de violencia de género.

La medida fue puesta en debate, debido al elevado aumento de casos de feminicidio que se registra en el país, que según las estadísticas del 2017, una mujer era víctima de feminicidio cada siete días. El 2018 la cifra se elevó a una cada cuatro días.

El proyecto plantea que cuando existan medidas cautelares de protección a mujeres víctimas de violencia, en el caso de que se ordene la exclusión del hogar al denunciado, se establezca obligatoriamente el uso de un sistema de monitoreo por dispositivos electrónicos, y de esta manera precautelar la integridad de la víctima.

Finalmente, el Senado rechazó el proyecto de ley. Argumentaron que “es imperativo” y el documento vuelve a Diputados para modificaciones.