Un hecho histórico se produjo la tarde de este jueves con el juramento de Sandra Quiñónez. Tras obtener el acuerdo constitucional de parte del Senado juró como la primera mujer en acceder a la titularidad del Ministerio Público.

Luego de jurar ante el pleno de la Cámara Alta, Quiñónez, que hasta el día de hoy se desempeñaba como agente de la Unidad Especializada Antisecuestro, aseguró que no tolerará hechos de corrupción en la institución.

“No voy a perdonar un acto de corrupción. Ahí me van a conocer, no voy a perdonar. Hoy el país necesita del Ministerio Público, fortalecido, transparente y abierto a los entes de control”, aseguró Quiñónez tras su juramento.

Asimismo, indicó que no posee importantes bienes y que en la actualidad vive en la casa que perteneció a sus padres.

Afirmó ser una persona que viene de abajo y que se siente orgullosa de tener sangre chaqueña corriendo por su venas. “Mi papá es cordillerano y hoy agradezco a ese campesino que luchó mañana, tarde y noche para formarme, crecí viendo a mis padres trabajando día a día en el Mercado 4 para nuestro sustento”, añadió.

Por otro lado, señaló que el Ministerio Público está abierto para todos los paraguayos, sin excepción, que recibirá a todos con los brazos abiertos en lo positivo y lo negativo. A pesar de los cuestionamientos realizados hacia su persona, hizo énfasis que creció como profesional en la Fiscalía, que muchos pueden cuestionar su puntaje, pero también dice ser una persona preparada para el cargo.

Elección histórica

Quiñónez accede a la máxima dirección del Ministerio Público, luego de que el Senado, en sesión extraordinaria el día de hoy, prestara el acuerdo constitucional. La funcionaria obtuvo 24 votos a favor, 14 en contra y 7 estuvieron ausentes.

Esta es la primera vez que una mujer ocupará la titularidad del Ministerio Público desde la creación de esta institución, que fue creada con la Constitución Nacional de 1992.