Esta semana un vecino del barrio Cañada San Rafael de Luque, cansado de los adic­tos, decidió hacer justicia por mano propia y garrote en manos recuperó sus per­tenencias de un delincuente. Ayer en el mismo barrio una pareja de adultos mayores fue víctima y otros vecinos denunciaron que son amena­zados por los jóvenes.

En un video captado por cámaras de seguridad se puede ver que un hom­bre llega hasta la casa de la pareja, abre el portón e ingresa para luego ir hasta la cocina de donde se llevó una jarra eléctrica.

“Ningún vecino se salva de ellos, aprovechan cualquier oportunidad y cualquier cosa se llevan. Hasta ropa que está colgada para secarse llevan”, dijo a canal Trece don Tomás. Destacó que no hay una solu­ción para los vecinos, ya que la Policía se encarga de atra­parlos, pero luego se los ve nuevamente por las calles como si nada.

Dejanos tu comentario